5 lesiones fatales que el coronavirus produce en el corazón

Científicos identificaron daños estructurales que pueden causar infartos y coágulos mortales

Un paciente con COVID-19 es trasladado por personal médico.
Un paciente con COVID-19 es trasladado por personal médico.
Foto: AFP / Getty Images

Cuando nos acercamos a un año de pandemia, la ciencia conoce ya algunas cosas sobre el SARS-CoV-2 y sus efectos en el organismo humano. Se sabe, por ejemplo, que en algunos casos puede provocar una inflamación severa en órganos fundamentales como riñones, hígado y corazón, y que estos efectos pueden resultar mortales.

Ahora, científicos del Hospital Mount Sinaí de Nueva York y de otros hospitales italianos, han encontrado algunas lesiones fatales que el coronavirus produce en el corazón de pacientes hospitalizados a causa del COVID-19.

Los investigadores analizaron los casos de 305 pacientes de 63 años de edad en promedio y, en su mayoría, varones. Poco más del 62 por ciento de ellos presentaron anomalías cardiacas estructurales detectada al momento de la hospitalización y en el transcurso de su estancia en los nosocomios. Los expertos explican que dichas anomalías están asociadas con un mayor riesgo de muerte.

Los pacientes con lesión miocárdica mostraron más anomalías durante la exploración cardiaca y niveles altos de inflamación en el corazón. Entre las lesiones que los especialistas encontraron se encuentran:

  • Disfunción en la cámara del ventrículo derecho del corazón en un 26.3 por ciento de los casos.
  • Anomalías regionales en el movimiento de la pared del ventrículo izquierdo, lo que puede provocar ataques cardíacos en el 23.7 por ciento.
  • Anomalías cardíacas que pueden estar relacionadas con inflamación del corazón y daño cardíaco en un 18.4 por ciento de los pacientes.
  • Disfunción diastólica de grado II o III, una condición que conduce a cámaras cardíacas más rígidas en un 13.2 por ciento.
  • Líquido adicional alrededor del corazón que causa un bombeo anormal en el 7.2 por ciento de los casos.

La detección temprana de anomalías estructurales puede dictar tratamientos más apropiados, incluida la anticoagulación y otros enfoques para pacientes hospitalizados y poshospitalarios”, explicaron los autores de la investigación publicada en el Journal of the American College of Cardiology.

Otras complicaciones importantes en enfermos de COVID-19 observadas por los expertos son el síndrome de dificultad respiratoria aguda y la insuficiencia renal.