¿Cuál es la vitamina más importante para acelerar quemar grasa en invierno?

Un reciente estudio avala los beneficios del consumo de vitamina A, para estimular la quema de grasas y prevenir el sobrepeso durante la temporada de clima frío

¿Cuál es la vitamina más importante para acelerar quemar grasa en invierno?
Los alimentos ricos en vitamina A, también intervienen de manera positiva en la inmunidad y una piel radiante.
Foto: Shutterstock

Durante el otoño y el invierno con la llegada del clima frío el cuerpo de manera natural suele acumular más grasas. Si bien muchos relacionan las alteraciones en la báscula con las celebraciones navideñas, lo múltiples compromisos sociales y los planes más caseros, que por supuesto que influyen y que de cierta manera nos vuelven más sedentarios. La tendencia a engordar en invierno tiene algunas explicaciones médicas bastante interesantes, más allá de los característicos excesos alimenticios de la temporada.

Un aspecto importante es la luz solar, se cuenta con un estudio que comprueba que durante el invierno cuando el tiempo de luz solar es más corto el organismo como una especie de mecanismo de defensa se programa para almacenar más grasas. Esto se relaciona con algunas alteraciones en la alimentación, ya que es muy normal que las bajas temperaturas traigan consigo una mayor predisposición al consumo de alimentos más calóricos, ricos en azúcares, grasas y carbohidratos. 

Lo cierto es que en un alto porcentaje de personas el consumo de frutas y verduras disminuye, lo que más llama la atención es que justamente son las estaciones del año en las que resulta más importante aumentar la ingesta de nutrientes esenciales como las vitaminas, minerales y antioxidantes, que resultan fundamentales para fortalecer al sistema inmunológico. 

Un nuevo estudio sugiere que los alimentos ricos en vitamina A, son de suma relevancia para acelerar la quema de grasa en climas fríos. Por si fuera poco esta vitamina es una de las más importantes y valoradas, ya que se relaciona con extraordinarios beneficios para la salud. En principio la vitamina A es conocida por los expertos en antienvejecimiento y cuidado de la piel, como retinol y es por ello un elemento importante para una piel radiante. También es clave en un cabello fuerte y sano, y un extraordinario protector de la salud ocular. 

Sin embargo una de las bondades más importantes de la vitamina A, se relaciona con su poder para estimular al sistema inmunológico. Se relaciona con un excepcional poder antioxidante que protege a las células de los efectos ocasionados por los radicales libres y que influyen directamente en la aparición de enfermedades crónicas como las cardíacas y el cáncer. 

El estudio previamente mencionado fue realizado en la escuela de medicina austriaca: MediUni Vienna, y el cual sugiere que la vitamina A en realidad puede ayudar a perder peso, especialmente cuando el clima se vuelve mucho más frío. El estudio fue publicado el pasado septiembre, en la revista científica Molecular Metabolism y tiene resultados sorprendentes que demuestran que la vitamina A tiene la capacidad de estimular un proceso de quema de grasa conocido por los endocrinólogos como “pardeamiento”. Este peculiar concepto hace referencia al proceso de conversión de tejido graso blanco, considerada el tipo de grasa que se acumula en zonas problemáticas como vientre, muslos y nalgas, y que es muy característico cuando comemos más calorías de las que quemamos. Esta grasa blanca se convierte en marrón, la cual constituye menos del 10% de la grasa total del cuerpo y tiene la tarea de quemar la energía (también conocidas como calorías). 

Uno de los científicos que encabezaron la investigación, Florian Kiefer quien dirige la División de Endocrinología y Metabolismo de MedUni Vienna, explicó que en el estudio sometieron a ratones, así como a voluntarios humanos, a temperaturas moderadamente frías y luego evaluaron sus niveles séricos de vitamina A en sangre. La conclusión fue que la exposición al frío pareció estimular la redistribución de la vitamina A desde el hígado (donde se almacena) hacia el tejido graso, donde provocó el proceso de pardeamiento y una tasa más alta de quema de grasa resultante. 

De tal manera que la recomendación nutricional para este invierno para evitar el aumento de peso y potenciar la quema de grasa corporal, sugiere integrar un alto consumo de alimentos como la zanahoria, batata, lechuga, pimentón o paprika, mango, leche entera, kale, melón, guisantes verdes, tomate, espinaca, papaya y pimientos rojos. Lo mejor de todo es que también son un extraordinario aliado para fortalecer al sistema inmunológico y protegernos contra toda enfermedad.