Sopa de calabaza dulce, tocino y hierbas de otoño

Un delicioso clásico para esta temporada

Sopa de calabaza dulce, tocino y hierbas de otoño
Puede ser sopa e incluso, para acompañar alguna proteína.
Foto: Allie A La Carte / Cortesía

¡Verdaderamente mi sopa favorita en el otoño! Es súper fácil de hacer, no tiene lactosa, es súper sabrosa y muy aromática. También puedes servirla como puré (más espesa) e incluso, como salsa para cualquier proteína (hasta pavo o pescado) o como salsa para la pasta.

Los leftovers saben aún mejor, no tengas miedo de cocinar una pizca más para el almuerzo del día siguiente.

Lo que necesitas:

3 tazas de calabaza dulce (auyama), cortada pequeña (1 pulgada)

2 tazas de caldo de pollo o verduras, natural y bajo en sodio

1 cebolla blanca grande, picada

6-8 dientes de ajo pelados

2 cdas de aceite de oliva extra virgen

3 rebanadas de tocino , picado bien pequeño

2 cdtas. de tomillo fresco (o más si lo deseas)

2 cdtas. de salvia fresca (o más a gusto)

Sal y pimienta negra

Preparación:

En una olla pequeña, a fuego medio alto, agrega el aceite, el ajo y cocina por 1 minuto hasta que el ajo se dore un poco. Luego agrega las cebollas y cocina hasta que estén tiernas y translúcidas.

Agrega la calabaza, agrega el caldo, revuelve; agrega una pizca de sal, tapa y cocina a fuego lento durante 10 minutos o hasta que la calabaza esté bien tierna. Mientras tanto, cocine el tocino hasta que esté crujiente. Antes de retirarlo, agrega el tomillo, coloca en un plato con papel toalla y reserva.

En una licuadora normal o en una licuadora de inmersión, muele la sopa hasta que quede suave. Prueba, sazona con sal y pimienta, si es necesario. Luego sirve y decora con el tocino arriba. Agrega la salvia y más tomillo si quieres.

¡Buen provecho!