Elecciones con fuerte custodia policial transcurrieron normales en la ciudad de Nueva York

En la mayoría de los centros de votación se vieron filas solo en horas de la mañana, pero luego la concurrencia de votantes fue menor

Este martes NYPD cerró las calles de acceso del Hotel Trump en el oeste del Central Park.
Este martes NYPD cerró las calles de acceso del Hotel Trump en el oeste del Central Park.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El último día de las elecciones 2020 en la ciudad de Nueva York, por lo menos hasta el cierre de esta edición, fue de absoluta paz en las calles de los cinco condados de la Gran Manzana.

En el vecindario del Lower East Side, en Manhattan, cuando la puertorriqueña Margi Rodríguez llegaba a su centro de votación, trató de describirle a El Diario cómo veía la jornada electaral: “la gente luce tranquila, todo luce normal, pero hay mucho nerviosismo”.

Margi, de 65 años, tiene cinco décadas viviendo en el vecindario de ‘Loisaida’ y prefirió esperar hasta este martes para votar porque quería vivir como siempre la emoción del “mismo día”. Aunque presumía, como “ha visto en las noticias”, que los resultados definitivos de esta elección podrían “tardar días”.

“Yo sé que mucha gente anda muy ansiosa por estos resultados. Ni duermen. Yo vine a votar en contra de la discriminación a mi comunidad y para honrar a mi familia de Puerto Rico. Mis cuatro hijos también lo hicieron la semana pasada. ¡Ojalá que todo termine bien!”, exclamó la boricua en las afueras de la Escuela Pública 34 de Alphabetic City, uno de los 1,200 centros electorales instalados en la Gran Manzana.

La puertorriqueña Margi Rodríguez describe que hay un “nerviosismo muy claro” en la ciudad. (Foto: F. Martínez)

“Como un día domingo”

Como se esperaba, los días del voto anticipado en los cuales acudieron a las urnas más de 1,200,000 sufragantes de los cinco condados alivió por completo este proceso. Y aunque en centros electorales de varias localidades del Bajo Manhattan, epicentro de comunidades hispanas, se generaron filas entre las 6:00 a.m y 11:00 p.m, después la llegada de votantes fue más pausada, aunque ni detenerse, y sin que se registraran largos tiempos de espera, como los vividos la semana pasada.

La dominicana Nelsy de la Cruz, de 55 años, también acudió a votar en horas de la tarde asegurando que todo en “su barrio” en la avenida C de ‘Loisaida’, en donde reside por más de 28 años, estaba como “un tranquilo día domingo”.

“Hice mi votación en menos de 25 minutos. Yo como inmigrante solo deseo que este país siga siendo diverso. Aquí mis hijas crecieron. Y solo queremos seguir viviendo en un país de oportunidades para todos. Sin racismo”, aseveró la isleña en la Escuela Pública Franklin Delano Rooselvet.

La dominicana Nelsy de la Cruz asegura que votó en contra del racismo. (Foto: F. Martínez)

Bloquean acceso a Torres Trump

Mientras pasaban las horas, en el Upper West Side de Manhattan, en donde la jornada se desarrollaba también con total tranquilidad, los residentes de las calles 61 y 60 con Broadway sí empezaron a observar más presencia policial y bloqueo de todas las calles alrededor del Trump International Hotel & Tower en el oeste del Central Park.

Decenas de uniformados del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD)  cerraron los accesos y rodearon el exclusivo hotel, propiedad del magnate neoyorquino que aspira a la reelección. También se desplegó un bloqueo policial en la Torre Trump en la Quinta avenida.

Cerca de las 4:00 p.m. el Jefe de Departamento de la Uniformada Terence Monahan, aseguró que desde antes de la apertura de los centros de votación miles de oficiales habían sido envidados a la calle en una acción especial de “resguardo del derecho de los votantes”.

“Hasta el momento no hay incidentes que lamentar. Todo se está desarrollando de manera normal en los cinco condados. Mi mensaje para cualquier persona que quiera causar violencia y destrucción es claro: Ni siquiera lo intente. Vamos a saber quién es y resultará detenido”, alertó Monahan.

Cerco a criminales oportunistas

Al mismo tiempo, el líder de la Uniformada reiteró que si en los horas que vienen se disparaban protestas, la institución policial resguardará el “sagrado derecho a las manifestaciones pacíficas, pero no habrá tolerancia con los saqueadores, ni revoltosos”.

También la nueva Jefa de Patrulleros del NYPD Juanita Holmes, indicó que seguirían en cada rincón de la ciudad para evitar que “criminales oportunistas pretendan generar caos y destrucción”.

Cerca de las 6:00 p.m. todavía comerciantes de pequeños y grandes negocios del centro de Manhattan protegían sus vidrieras con planchas de madera, al caer la noche, se percibía más vigilancia policial.

Votan en familia en Queens

A diferencia de las largas filas que se vieron la semana pasada en los puestos de votación anticipada en sitios de Queens, incluso bajo fuertes aguaceros, la jornada de este martes transcurrió de manera menos concurrida en varios vecindarios.

En Jackson Heights, por ejemplo, El Diario observó que en la mañana y el mediodía no se vieron líneas largas, pero sí mucha emoción entre los votantes, que en varios casos llegaron a cumplir su compromiso democrático en familia e incluso algunos utilizaron sus autos para mostrar el apoyo a sus candidatos.

“Biden-Harris”, se leía en una camioneta que recorrió la avenida Roosevelt, promoviendo el voto hacia la dupla demócrata para sacar a Trump del poder.

Una de ellas fue la actual senadora demócrata Jessica Ramos, quien llegó acompañada de su hermana y su madre, con mucho optimismo.
“Ha sido un honor servir a mi comunidad en el Senado estatal estos dos últimos años y espero que me permitan dos más”, comentó la legisladora, quien estaba haciendo un llamado a los votantes para que votaran por el Partido Working Families, por el que también aparecíán en el tarjetón los demócratas.

En Long Island City, al caer la tarde el panorama fue muy similar. Los votantes que llegaban a puestos de votación como el ubicado en la avenida 35 y la calle 36, no tuvieron que esperar nada y entraban de manera directa.

“Hoy hemos visto poca gente viniendo, pero en vez de ser una mala señal creo que es muy buena, porque muestra que la mayoría de votantes salió a votar antes y eso es bueno para nuestra democracia”, aseguró una voluntaria, quien solo se identificó con el nombre de Jennifer B.

Asimismo, y llegando a votar acompañado de su hijo de 10 años, el colombiano Jaime Martínez y su hermano, dijeron estar utilizando la jornada como el mejor ejemplo para las nuevas generaciones.

Hoy estaba más friíto, pero vale la pena haber salido a votar y enseñarle a Alejandro (el niño) que manifestarse con el voto es un derecho, pero también una responsabilidad”, dijo el padre de familia, quien dijo tener la esperanza de que haya un cambio de ruta en el país. “Ya hicimos nuestra parte, ojalá otros hispanos hayan hecho lo mismo y hayan entendido que no podemos permitir que nos sigan pisoteando y que esta noche le digamos bye bye a Trump”.

Unos minutos antes del cierre oficial de la jornada, en otro puesto de votación, en la escuela PS166, lo único que quedaba en el ambiente eran las señales de votación en el piso,  y la ansiedad de los votantes de saber cuál fue la decisión en las urnas.

Las calles de acceso al Hotel Trump en el Upper West Side fue cercado por NYPD (Foto: F. Martínez)

Fallas y retrasos

La Junta de Elecciones de la ciudad de Nueva York (BOENYC) , extendió el horario de votaciones hasta las 9:00 P.M sin explicar los motivos, luego que se reportaron quejas por retrasos y fallas técnicas en algunos centros.

“¡Hoy, 3 de noviembre de 2020 es el día de las elecciones! Las urnas están abiertas hasta las 9 P.M. Si está en la línea antes de esta hora, podrá votar”, anunció BOENYC, mientras en algunos condados el flujo de electores seguía creciendo luego de las 6:00 PM.

¿Cuántos votaron?

  • 1,177,210 electores de la ciudad de Nueva York habían acudido a las urnas este martes de acuerdo con el último reporte de las 7:00 P.M de BOENYC.
  • 1,119,056 votantes habían participado en la jornada del voto anticipado en la Gran Manzana.