Cómo la infusión de arándanos puede eliminar los efectos nocivos del estrés y la mala alimentación

Repleta de antioxidantes y compuestos bioactivos, la infusión de arándanos es una delicia frutal de inmenso potencial medicinal

Cómo la infusión de arándanos puede eliminar los efectos nocivos del estrés y la mala alimentación
La infusión de arándanos es un poderoso antiinflamatorio natural, con grandes beneficios metabólicos e inmunes.
Foto: Imagen de Jill Wellington en Pixabay / Pixabay

Actualmente todo aquello que nos acerque a vivir mejor y de manera más equilibrada, es bien recibido. Es por ello que el consumo de alimentos y bebidas de origen natural ha tomado tanta relevancia, lo cual se relaciona directamente con su potencial terapéutico y curativo. Una extraordinaria alternativa a las variantes típicas de té y al mismo café, es la infusión de arándanos que recientemente ha llamado la atención por sus inmensas bondades. 

La infusión de arándanos en primer lugar se caracteriza por su excepcional aporte en sustancias antioxidantes y compuestos bioactivos, se elabora utilizando las hojas secas del arbusto y también le van muy bien frutos de arándanos secos, que aportan un delicioso sabor afrutado.

Se cuenta con referencias que avalan el potencial medicinal de las hojas de arándano, tal es el caso de un estudio reciente liberado por la revista Antioxidants y en el cual se enfatiza sobre  su contenido en flavonoides, antocianinas y procianidinas. Su riqueza en estás sustancias únicas le confiere propiedades antiinflamatorias, cardio y neuroprotectoras.

Si bien la infusión de arándanos suele utilizarse como un magnífico aliado natural que beneficia el funcionamiento del organismo y promueve la buena digestión, es popular de manera específica por sus cualidades para tratar la ansiedad y fortalecer al sistema inmunológico. Adicionalmente se relaciona con bondades para proteger al sistema cardiovascular, regular el colesterol y reducir el impacto negativo de los radicales libres. A continuación más detalles de su gran poder curativo.

1. Promueve el buen estado de ánimo

La infusión de arándanos es una bebida muy popular para beneficiar la salud mental, lo cual se relaciona directamente con su alto contenido en polifenoles. Un estudio que se publico recientemente en la revista Nutrients, comprobó que las personas que siguen una dieta con un alto consumo de polifenoles disminuyen considerablemente el riesgo de padecer síntomas depresivos, estrés y ansiedad. A la vez es una bebida que promueve la relajación y es un buen complemento natural para reducir los efectos de la tensión, nerviosismo y estrés.

2. Fortalece al sistema inmune

Las hojas secas de arándano son muy ricas en compuestos fenólicos, que son un gran aliado para aumentar la inmunidad y proteger al organismo de ataques de agentes patógenos como virus y bacterias, que causan todo tipo de enfermedades. Según la información liberada en Journal of Inmunology Research, los polifenoles promueven la inmunidad, gracias a sus efectos para regular la acción de la mucosa intestinal y la inflamación. 

3. Ayuda a regular la glucosa y prevenir la diabetes

Gracias a su extraordinario contenido en antocianinas el consumo recurrente de infusión de arándano, es un maravilloso aliado para reducir los altos niveles de glucosa en la sangre, mejora la resistencia a la insulina y gracias a ello se relaciona con buenos resultados para prevenir y controlar la diabetes. Es un buen complemento natural para tratar de manera natural toda alteración relacionada con los altos niveles de azúcar en el organismo.

4. Protege la salud cardiovascular

Es bien sabido que las bayas son una familia de frutos realmente benéficos para la salud, y los arándanos son de los primeros en la lista. Se destacan por sus poderosos antioxidantes, vitaminas y minerales que le confieren grandes cualidades para potenciar la buena salud cardíaca. Se cuenta con un estudio liberado en Scientific Reports, en el cual se avalan las cualidades de la infusión de arándanos para disminuir los lípidos, colesterol y triglicéridos, que se alojan en las arterias. Gracias a ello actúa como un gran protector de la salud cardíaca y previene afecciones y enfermedades. 

5. Magnífico antiinflamatorio

Tanto las hojas como los frutos de arándano, se destacan por ser muy ricas en ácido gálico, una sustancia que se relaciona con un gran poder antiinflamatorio. Es bien sabido que la inflamación es el origen de todas las enfermedades, de tal manera que el consumo de aquellos alimentos que la combatan es una gran alternativa natural para prevenir padecimientos crónicos.