Cura “pandillero” de California no da la cara luego de que mujer con quien mantenía relación prohibida lo desenmascarara

El sacerdote Guadalupe Ríos de la iglesia St. Joseph’s Church en Selma resultó convicto en el 2016 por conducir con .19 % de alcohol en la sangre

Cura “pandillero” de California no da la cara luego de que mujer con quien mantenía relación prohibida lo desenmascarara
La mujer que mantuvo una relación con el sacerdote lo acusó de golpeador y adicto.
Foto: Shutterstock

Un sacerdote católico en California fue suspendido temporalmente de sus funciones en medio de una investigación interna sobre supuesto involucramiento con pandillas y una relación prohibida con una mujer de 41 años que era su asistente.

Contra el cura Guadalupe Ríos de la iglesia St. Joseph’s Church en Selma pesa una orden de restricción para proteger a los trabajadores del templo del supuesto desenfreno del religioso.

La fémina, que mantuvo una relación de 4 años con el hombre, describió a Ríos como un adicto a la marihuana y al alcohol que amenazó con matarse a punto de pistola si lo dejaba.

“El Sr. Ríos y yo estábamos en la Rectoría cuando se puso la pistola en la cabeza frente de mí”, indicó la mujer según citada por ABC 30.

Medios locales reseñaron esta semana que al padre se le acusa de mantener una relación “física” y “romántica” con la fémina, quien alegó ante las autoridades que fue golpeada por el sospechoso en el rostro y lanzada al suelo en más de una ocasión.

“Cuando empecé a llorar por el ‘shock’, le pregunté qué estaba haciendo y me dijo, ‘o yo voy a morir, o tú o los dos’. Debido a su pasado como miembro de pandillas y los amigos delincuentes con los que se pasaba, yo tengo por seguridad y la de mi familia”, agregó la presunta víctima.

“Sus armas son accesibles y como me amenazó antes de matarme, tengo miedo de lo que pueda hacer cuando sepa que la Diócesis se enteró de la verdad sobre él y venga tras de mí en venganza”, planteó la denunciante.

El sacerdote resultó convicto en el 2016 por un incidente en la carretera por conducir bajo los efectos del alcohol o un .19 % de alcohol en la sangre, el doble del límite permitido.

A pesar de las alegaciones, el jefe de la Policía en Selma, Joe Gómez, dijo a la misma estación que su departamento no ha recibido denuncias de crímenes relacionadas con la orden de protección.

Por su parte, el canciller de la Diócesis de Fresno, Cheryl Sarkisian, se amparó en la confidencialidad de la investigación para no abundar sobre los hechos planteados públicamente.

Ríos, quien aparece en fotos de redes sociales con armas largas como rifles de asalto y un revólver .357 Magnum, no ha hecho expresiones a los medios de prensa.