Bares y restaurantes acumulan impagos de renta, el 88% no pudo abonar octubre

Los nuevos casos de COVID y los cierres adelantados complican más la situación del sector

Bares y restaurantes acumulan impagos de renta, el 88% no pudo abonar octubre
El otoño e invierno van a ser una prueba para las terrazas./archivo
Foto: Jeenah Moon / Getty Images

Las facturas de la renta sin pagar se están acumulando en los libros de cuentas de los dueños de bares y restaurantes durante la pandemia. En algunos casos son meses enteros los que se deben y octubre no fue una excepción.

Según el barómetro mensual de la NYC Hospitality Alliance, el 88% de los negocios de este sector no pudo dar cumplimiento al pago completo de la renta de octubre.

La crisis del sector está muy lejos de resolverse. A las rebaja de las temperaturas, de la luz del día, al alza de los casos de la COVID y la orden de cierre de negocios a las 10 de la noche se unen las dificultades crecientes para mantener al día los pagos corrientes.

En una industria de bajos márgenes el 30% de bares, restaurantes y establecimientos de ocio nocturno no pudieron pagar nada de lo que debían. El 57.7% pudieron pagar algo de lo adeudado por el alquiler de sus locales ese mes. De este último grupo, uno de cada cinco pudo firmar un cheque por más de la mitad de la renta.

Algo menos de la mitad de los caseros ha rebajado el precio de la renta y muy pocos (el 22% de ellos) lo suficiente como para encontrarse a mitad de camino con los problemas de sus inquilinos y permitir la mitad de la renta como pago.

Desde esta organización de empresarios del sector de la hostelería al contemplarse estos datos la imagen que emerge es la de un futuro muy gris que va a afectar a miles de empresarios pequeños y medianos que no solo acumulan pagos hasta ahora sino que tienen otras deudas que atender.

La esperanza de una ayuda fiscal, tanto para mantener a flote las empresas como para animar la demanda hace tiempo que fue volatilizada en el senado al negarse la mayoría republicana a hacer efectivas nuevas y significativas líneas asistencia. El freno a la transición hacia el nuevo Gobierno salido de las elecciones del 3 de Noviembre complica aún más la situación.

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell dijo que se pondría inmediatamente a debatir una ayuda fiscal “precisa”, pero de momento no hay nada.

En el sector se está presionando por The Restaurants Act and the Save Our Stages Act que proveería una asistencia de $10,000 millones inicial.

“Estamos en el octavo mes y más de 24,000 restaurantes, bars y clubs de la ciudad que son críticos para el tejido social y económico de la ciudad están en un momento muy duro”, explicaba en un comunicado Andrew Rigie, director ejecutivo de la NYC Hospitality Alliance.

Rigie recuerda que la mitad de los 300,000 empleados de este sector en la ciudad siguen sin empleo y esto es algo que no se puede cambiar si los negocios no dejan de cerrar y quedan locales vacíos por todos los vecindarios.