Carlos Menchaca: el concejal progresista que busca convertirse en el primer alcalde latino de NYC

El actual presidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal, de 40 años, crítico severo de De Blasio, asegura que con una campaña basada en el poder de las comunidades ganará la Alcaldía el próximo año

Carlos Menchaca: el concejal progresista que busca convertirse en el primer alcalde latino de NYC
Concejal Carlos Menchaca, presidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal.
Foto: John McCarten / Concejo Municipal

Todavía el tema de las pasadas elecciones generales y sus efectos siguen vivos en el panorama político. Y en el horizonte ya se ven los próximos comicios del 2021 en la Gran Manzana, donde entre otros cargos, los más de 4 millones de votantes activos que hay podrán salir a elegir al próximo alcalde, quien reemplazará a Bill de Blasio en el 2022.

Ya han comenzado a sonar varios nombres como candidatos, y la lista se unió hace unos días el actual presidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal, Carlos Menchaca, quien con una agenda progresista, de amplio poder en las comunidades, pretende convertirse en el primer alcalde latino de la Gran Manzana.

El joven político, de 40 años, quien representa a Sunset Park, Brooklyn, hijo de inmigrantes mecicanos y nacido en El Paso, Texas, habló con El Diario y reveló lo que lo movió a lanzarse al ruedo.

Tras 7 años en el Concejo Municipal, y como uno de los grandes críticos de la gestión del alcalde Bill de Blasio, Menchaca promete crear un movimiento social más amplio, en los cinco condados, tras los efectos de la crisis del coronavirus. La reforma al NYPD será una de sus prioridades, castigando la colaboración que, según afirma, existe entre esa agencia y la migra, a pesar de estar prohibida por la Ciudad.

El demócrata insiste en que la defensa de los trabajadores, de los inmigrantes, de la educación y el cambio climático, y el poder del pueblo, lo ayudara a triunfar en las urnas el próximo año para liderar las riendas de Nueva York a partir del 2022.

¿En qué momento decide lanzarse al ruedo y buscar la Alcaldía de Nueva York?
“Bueno, eso fue reciente, y pasó no solo por todo el trabajo que hice estos 7 años en el Concejo Municipal luchando por las familias, por sus derechos, creando programas para abogados gratis, clases de inglés, el presupuesto participativo, sino que encima de eso miré lo que pasó el verano, donde la voz de las marchas exigiendo justicia cobraron efecto y sentí que tenía que hacer algo más. Además me di cuenta que la voz de los inmigrantes, de los trabajadores esenciales no estaba en la carrera por la Alcaldía y van a ser temas que van a ser cruciales, y entonces me dije: ‘tengo que entrar ahí y representar esas voces’. Sé que tenemos que luchar y lo voy a hacer con todo mi corazón. Vamos a lograr ese movimiento en esta carrera. Tenemos esta fuerza aquí y nos vamos a unir y ganar”.

Usted recibió algunas críticas por oponerse al proyecto de Industry City en Brooklyn, que supuestamente generaría más de 20,000 empleos que ya no se tendrán ¿Por qué se opuso?
“En mi vecindario, en Sunset Park la comunidad quería algo diferente contra los dueños del plan de Industry City (que buscaba levantar un complejo de oficinas y comercios en el área). Ellos lo mostraban como algo bueno, pero iba a ser perjudicial para nuestra gente, como ha pasado en otros proyectos. Con eso aumentarían las rentas, habría más desplazamiento y nuestra gente sufriría más. Fue la unión y el poder de nuestra gente lo que lo evitó, y mostramos que ya no se pueden venir a hacer cosas a espaldas de los intereses de nuestras comunidades”.

¿Cree de verdad que puede llegar a convencer a suficientes votantes y lograr el sueño de ser el próximo alcalde?
“No nomás vamos a tener ese sueño nosotros, sino que cada persona que tiene ese mismo sueño puede activar el poder para lograrlo, y no nomás alguien que esté con nosotros en ese sentimiento, sino entre aquellos que creen en que merecemos justicia; justicia como inmigrantes o aliados. Hasta creo que incluso los desarrolladores inmobiliarios, ellos también entienden ya que las cosas están cambiando, porque ganamos en Industry City. Ellos han empezado a darse cuenta que el poder está con el pueblo y van a hacer las cosas diferentes. Además vemos sangre nueva en las elecciones, lo que muestra que movilizar a las comunidades con ideas progresistas funciona”.

¿Sobre qué temas va a basar su plataforma para llegar a la Alcaldía?
“Me voy a enfocar en el cambio climático, en mirar todo lo que ha dejado esta crisis del COVID-19 que ha mostrado las necesidades que realmente existen. También en la economía de los trabajadores. Hay que conectar con ellos y con las generaciones futuras. Hay que enfocarnos en trabajos dignos, en vivienda asequible que tanto necesitamos y en los derechos de los inmigrates. Además debemos hacer una reforma en el transporte, que haya más bicicletas y seguridad, porque muchas de las personas que mueren son latinos, gente tabajando en las calles en su bicicleta. Y muy importante, trabajaremos en la seguridad, en la reforma a la policía y las cárceles”.

¿Qué mensaje le envía a quienes aún no comparten muchas ideas progresistas?
“Les digo que abran su corazón y su mente, porque lo que viene es algo positivo para cada neoyorquino. Vamos a construir una ciudad donde todos los que vivan aquí merecen sus derechos, donde se respete a los trabajadores. Y cuando cumplamos 8 años de mi Administración, vamos a tener una economía nueva, conectada a enfrentar el cambio climático, con trabajo para generaciones para el futuro, con cada vecindario sentado en las mesas de decisiones. Lo que pedimos es una oportunidad para hacer algo nuevo y acabar con el statu quo. Tenemos gente que trabaja duro y no puede pagar su renta, no tienes derechos si eres jornalero, no tenemos lo que necesitamos ni lo que merecemos. Los ricos se van de la ciudad cuando se pone malo todo, pero quien se queda son los trabajadores y debemos enfocarnos en una ciudad para ellos”.

¿Cómo deja su propia ciudad el paso de Trump por la Presidencia?
“Los últimos cuatro años dejaron un trauma tremendo en nuestra sociedad y por eso es necesario continuar adelante con el movimiento de justicia social para inmigrantes y para trabajadores, para que cuando se vaya ese monstruo de la Casa Blanca, empecemos una época de esperanza. Y para ello es importante tener un buen liderazgo, no como De Blasio, sino de personas como yo, que he trabajado fuerte en el Concejo Municipal. Los que me conocen conocen esa fuerza y esa confianza y ese coraje que tengo”

¿Qué impresión le merece la Alcaldía de De Blasio?
“La campaña de Bill de Blasio era una gran mentira. Él nos dio 8 años de lo mismo. Bill de Blasio no tenía manera d eprobar cómo enfrentaría una Alcaldía y no fue un buen alcalde. Yo como concejal ya tengo 7 años de resultados que se pueden ver y todos estos años he estado en contra de este alcalde. Desde que entré como concejal, todo lo que hice fue confrontar esta Administración que promovía proyectos donde los desarrolladores ganaban frente a las comunidades. Queremos y necesitamos trabajos, sí y crecer en la economía, pero no con la visión de ellos como ricos, que no entienden las necesidades de la comunidad”.

¿Cómo manejará las relaciones con la Policía si llega a ser Alcalde?
“La primera cosa y es una pregunta que hay que hacer es si la Policía de veras es un departamento corrido por civiles. La policia ya hace lo que quiere en contra de la visión de la comunidad y la primera cosa que haré es quitar la cabeza de la policía, quitar al comisionado Shea. Hacer que entre alguien que entienda los valores de nuestra ciudad para cambiar los huesos de esa institución. Las ideas están ahí por años sobre cómo cambiar la Policía y la relación con los inmigrantes y la migra. Ya sabemos que sí hay cooperacion con la migra y lo vimos en muchas situaciones en el verano, donde la migra estaba en un precinto protegiendo la propiedad y estaban como hermanos, ahí, juntos, y ese mensaje corta la confianza con la comunidad. Eso no es lo que necesitamos y el Alcalde ni supo qué estaba pasando”.

¿Cómo actuaría usted en esos casos?
“Cada vez que pase algo así, el líder de la Ciudad, yo, y el comisionado del NYPD, vamos a hablar sobre eso, y a hacer algo y resolver lo que está pasando. La policía que haga algo contra la comundiad, ya no va a tener trabajo con la policía. Tenemos que mandar un mensaje claro. No podemos esperar cinco años con alguien que merece disciplina inmediatamente. Si hacen algo malo, lo vamos a correr de ser policía”.