Descubre el poder adelgazante del amaranto: super-alimento de gran poder nutricional, saciante y lleno de energía

El amaranto es una inigualable adición en todo régimen enfocado en la pérdida de peso, brilla por alto contenido en nutrientes esenciales y aporta grandes propiedades terapéuticas

Descubre el poder adelgazante del amaranto: super-alimento de gran poder nutricional, saciante y lleno de energía
El amaranto se destaca por su inigualable contenido en proteínas de alto valor biológico, fibra, minerales y antioxidantes.
Foto: Shutterstock

Es bien sabido que la actual tendencia de salud y nutrición, se basa en la ingesta de alimentos de alto poder nutricional y que en su mayoría son catalogados como super-alimentos. Se trata de un término que ha despertado muchos cuestionamientos, lo cierto es que es simplemente un concepto de marketing y en realidad se trata de alimentos de temporada, que brillan por su alta densidad en nutrientes.

Es por ello que muy al contrario de lo que se piensa, los super-alimentos son productos que están al alcance de todos y que según la estación del año será más fácil integrarlos en la dieta diaria, también existen algunas alternativas que son atemporales y que hacen que sea más fácil disfrutar de su potencial terapéutico todo el año. Tal es el caso del maravilloso amaranto, una diminuta semilla que solo es pequeña de tamaño, ya que se caracteriza por su inmenso poder nutricional y medicinal. 

El amaranto es considerado un pseudocereal muy saludable y ampliamente utilizado en la cocina. Llama de manera especial la atención por ser uno de los cultivos más antiguos de América y probablemente de la humanidad, era utilizado como un elemento importante en las ceremonias sangradas de los pueblos prehispánicos, quienes solían mezclar el amaranto con miel y formar figuras de deidades. Es por ello que el amaranto rápidamente se volvió uno de los granos más importantes en la alimentación de los aztecas (dieta del centro de México y de los mesoamericanos), desde hace más de 8,000 años. 

También es conocido como ramdana en Hindi, las semillas de amaranto son un valioso aliado nutricional en culturas de todo el mundo como es el caso concreto de la India y en muchas regiones de América Latina. Son muy valoradas ya que son un tipo de cereal que no contiene gluten y por la naturaleza de su composición están repletas de propiedades beneficiosas para la salud. Gracias a su alto contenido en nutrientes, las semillas de amaranto han sido catalogadas como uno de los 36 vegetales con mayor potencial alimenticio para la humanidad, que se relacionan con su inigualable contenido en proteínas, minerales, y también por su grandioso rendimiento agrícola. 

Sobre las propiedades del amaranto:

El amaranto constituye una extraordinaria fuente de nutrientes, que en gran parte se relacionan con su maravilloso aporte en aminoácidos esenciales, los cuales son de gran utilidad para aumentar el consumo de proteínas de origen vegetal (de alto valor biológico) y beneficiar numerosas funciones del organismo.

A la vez se destacan por su contenido en fitoesteroles, un tipo de hormona vegetal que ayuda a regular el colesterol y mejorar la salud del corazón. También a pesar de su diminuto tamaño, están repletos de componentes antiinflamatorios, como es el caso de una sustancia llamada lunasina que es fundamental para fortalecer al sistema inmunológico, prevenir enfermedades e infecciones virales como resfriados y gripes y por supuesto para combatir la inflamación crónica. 

Entre las grandes bondades del amaranto y que lo hacen ser un grano tan especial, se encuentra su maravillosos contenido en fibra, que se considera un 6,7% superior al aporte de la mayoría de los cereales comunes y que se relaciona con grandes beneficios para la salud. Entre los principales se destacan sus cualidades para acelerar el tránsito intestinal, mejorar la calidad de la flora intestinal y promover una correcta eliminación de desechos. 

También las semillas de amaranto son populares por su inmensa riqueza mineral y de oligoelementos, que hacen que sea un alimento de gran poder reconstituyente. De manera muy específica el amaranto, es muy rico en calcio y magnesio, de tal manera que resulta un extraordinario aliado para proteger la salud ósea y prevenir condiciones como la osteoporosis. Otra genialidad es que el amaranto es una de las mejores fuentes vegetales de hierro (inclusive aporta niveles superiores a las espinacas), también brilla por su contenido en zinc y selenio que son clave para estimular al sistema inmunitario. 

El poder adelgazante del amaranto:

En los últimos meses el amaranto ha desatado una especie de sensacionalismo nutricional en todo Estados Unidos, lo cierto es que debido a su poderosa composición todos quieren consumirlo e integrarlo como un elemento muy importante en la alimentación diaria. La realidad es que entre sus inmensas propiedades, una de las más destacadas es que resulta una excelente adición en las dietas para adelgazar. Conoce las razones por las cuales comer amaranto te ayudará a perder peso de manera muy nutritiva y saludable.

  1. Es muy rico en proteínas de alta calidad: Los granos de amaranto son una buena fuente de proteínas y aminoácidos de origen vegetal. Es bien sabido el papel de las proteínas en la pérdida de peso, ya que se relacionan con beneficios para aumentar los niveles de hormonas reductoras del apetito como GLP-1, PYY y CCK, al tiempo que reducen los niveles de la hormona del hambre grelina. Gracias a su grandioso poder saciante será mucho más sencillo controlar la ansiedad por comer y optimizar la ingesta calórica diaria.
  2. La importancia de la fibra: El tipo de fibra que contienen las semillas de amaranto, se divide entre las del tipo soluble e insoluble y tienen la peculiaridad tardar mucho más tiempo en descomponerse y digerirse. Un buen consumo de fibra no solo potencia la sensación de saciedad y plenitud, se relaciona con un mejor funcionamiento digestivo e intestinal que promueve una buena eliminación de desechos y es de gran ayuda para combatir la inflamación, que muchas veces se relaciona con el sobrepeso.
  3. Facilitan la desintoxicación del organismo: Según información contenida en el libro ‘Healing Foods’, el grano de amaranto contiene escualeno, un potente antioxidante que puede ayudar a reducir el impacto de las sustancias tóxicas el el organismo. De tal manera que se relaciona directamente con beneficios para depurar el cuerpo, de toxinas, líquidos y desechos alojados en en órganos y sistemas. Es un gran complemento para eliminar todo lo que el organismo no necesita, cabe mencionar que este proceso de desintoxicación es un elemento fundamental en  todo régimen enfocado en la pérdida de peso.

Lo mejor de todo es que integrar el consumo de amaranto en la dieta diaria es de lo más sencillo y accesible. Prueba integrarlo combinado con fruta, yogurt, como un gran aliado para potenciar el valor nutricional de batidos, sopas, cremas, ensaladas, guisados, pastas y es ideal en panadería y postres.