Sobrevivientes de COVID-19 prolongado podrían sufrir alergia a los tintes para el cabello

Profesionales del cuidado del cabello han advertido sobre este posible efecto secundario de la enfermedad

Sobrevivientes de COVID-19 prolongado podrían sufrir alergia a los tintes para el cabello
Una nueva alergia al tinte puede relacionarse con el COVID-19.
Foto: Shutterstock

Faltan apenas unos meses para que la pandemia de coronavirus llegue a su primer año y el sector médico continúa descubriendo los posibles efectos secundarios de sufrir la infección por SARS-CoV-2.

Ahora, profesionales del cuidado del cabello, han advertido sobre una consecuencia que han observado en varios casos de sobrevivientes de COVID-19 prolongado: una posible alergia a los tintes para el cabello.

La Hairdressing & Beauty Salon & Barber Trade Association (NHBF) de Reino Unido ha reportado a las autoridades de salud de casos de personas que, luego de cursar COVID-19 con síntomas duraderos, han desarrollado una alergia a los tintes del cabello que puede ser severa.

Según un reporte de The Mirror, luego de luchar contra esta enfermedad el sistema inmunológico permanecería muy estimulado, por lo que la aplicación de un tinte en una persona sin antecedentes de alergia podría tornarse peligrosa después de sufrir COVID-19 prolongado.

La especialista en color de L’Oréal, Charlotte Barker, compartió su experiencia con un cliente habitual que sufrió una reacción alérgica grave cuando le tiñó el cabello, y que requirió de atención médica. Al percatarse de la situación, Barker le retiró el producto y le dio un antihistamínico a su cliente mientras llegaban los paramédicos. Casos parecidos han ocurrido en otras salas de belleza.

Aunque no existe todavía una investigación científica al respecto, la NBHF insta a los profesionales del cuidado del cabello a realizar pruebas en una pequeña parte de la melena de todos sus clientes antes de aplicar un tinte completo con el fin de descubrir reacciones alérgicas que, en los casos más serios, pueden poner en peligro la vida, especialmente si los clientes han contraído coronavirus o han cursado alguna enfermedad grave.