Biden envía mensaje de Acción de Gracias: “Debemos recordar que estamos en guerra contra un virus, no entre nosotros”

El presidente electo pide a los estadounidenses protegerse del COVID-19

Biden envía mensaje de Acción de Gracias: “Debemos recordar que estamos en guerra contra un virus, no entre nosotros”
El presidente electo Joe Biden envió un mensaje sobre el Día de Acción de Gracias.
Foto: Mark Makela / Getty Images

El presidente electo Joe Biden mantiene su línea de buscar “sanar” al país con un mensaje con motivo del Día de Acción de Gracias que llama concordia y a evitar la “guerra” entre los estadounidenses.

“Debemos recordar que estamos en guerra con un virus, no entre nosotros”, expresó luego de reconocer los momentos complicados que enfrenta el país ante las divisiones raciales, políticas, en medio de la pandemia de coronavirus que ha cobrado más de 260,000 vidas.

El demócrata consideró que esta celebración, una de las más emblemáticas en los Estados Unidos, debería ser un momento para “reflexionar sobre lo que ha traído el año” y pensar en el futuro.

Su mensaje comenzó al recordar cómo se instituyó estra tradición el 18 de diciembre de 1777.

“Fue celebrado por el General George Washington y sus tropas en Gulph Mills camino a Valley Forge. Tuvo lugar en duras condiciones y privaciones: falta de comida, ropa, refugio. Se estaban preparando para soportar un invierno largo y duro”, recordó.

Hizo referencia a la placa Gulph Mills que recuerda lo ocurrido, que a pesar del sufrimiento, se mostraba el “el carácter que estaban forjando el alma” del país.

“La fe, el valor, el sacrificio, el servicio a la patria, el servicio a los demás y la gratitud incluso frente al sufrimiento, han sido durante mucho tiempo parte de lo que significa la Acción de Gracias”, dijo.

Hizo una analogía sobre lo que se vivió en aquella época y lo que ocurre actualmente en el país.

“Ahora, nos encontramos nuevamente frente a un invierno largo y duro”, expresó en referencia al incremento de casos de coronavirus que en EE.UU. ya supera los 13 millones de contagios con tasas de 200,000 al día. “Nos ha traído dolor, pérdida y frustración, y nos ha costado tantas vidas… Nos ha dividido. Nos enfureció. Y nos enfrentamos unos a otros”.

Agregó que los estadounidenses deben unirse en este momento, de evitar enfrentarse entre sí.

“Recordemos: estamos todos juntos en esto”, acotó. “Para aquellos que han perdido a sus seres queridos, sé que esta época del año es especialmente difícil”.

El demócrata puso de ejemplo sus propias pérdidas, como la de su hijo Beau, para expresar el sentimiento que experimentarán miles de familias.

“Créanme, lo sé. Recuerdo ese primer Día de Acción de Gracias. La silla vacía, el silencio. Te deja sin aliento”, dijo. “Este año, pedimos a los estadounidenses que renuncien a muchas de las tradiciones”.

Recordó la importancia de cuidarse en medio de la pandemia de COVID-19.

“Este año, nos quedaremos en casa”, dijo. “Siempre hemos tenido grandes reuniones familiares en Acción de Gracias. Niños, nietos, tías, tíos y más… Pero este año, debido a que nos preocupamos tanto el uno por el otro, vamos a tener Acción de Gracias por separado”. El demócrata dijo que lo pasará con Jill, su hija hija y su yerno.

Pidió a los estadounidenses no bajar la guardia ante la pandemia, además de agradecer al personal médico.

“Tenemos que intentar frenar el crecimiento del virus. Se lo debemos a los médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud de primera línea que han arriesgado tanto y luchado heroicamente contra este virus”, expresó. “Eso significa usar máscaras, mantener el distanciamiento social y limitar el tamaño de cualquier grupo en el que estemos”.

Dijo que a partir del primer día de su presidencia hará cambios sobre cómo se maneja esta crisis, pero adelantó incremento de pruebas, rastreo, así como mayor ayuda a empresas y escuelas.

“Todos tenemos un papel que desempeñar para superar esta crisis. El gobierno federal tiene amplios poderes para combatir este virus. Me comprometo a utilizar todos esos poderes para liderar una respuesta nacional coordinada”, acotó.

Agregó, sin embargo, que esos esfuerzos no serán suficientes si la sociedad no ayuda con su propio cuidado.