De vivir en un carro a ganar un Oscar: el difícil camino de Alfonso Cuarón a la fama

El cineasta, quien cumple 59 años, dejó un trabajo de oficina, la escuela en dos ocasiones y emprendió el “sueño americano” en búsqueda del éxito

De vivir en un carro a ganar un Oscar: el difícil camino de Alfonso Cuarón a la fama
Alfonso Cuarón.
Foto: VALERIE MACON / AFP/Getty Images

Un 28 de noviembre de 1961, en la Ciudad de México, nació el cineasta mexicano, doble ganador del Oscar, Alfonso Cuarón reconocido, sobretodo en los últimos años, por su obra maestra “Roma”.

El creador de “Gravedad”, “Niños del Hombre” “Y tu Mamá También”, “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban”, entre otras cintas, tuvo que ir escalando desde lo más profundo de su vida para consagrarse como el realizador que ahora es.

En su época universitaria, Cuarón pensó que su carrera iba inclinada hacia otra especialidad diferente al séptimo arte, pues ingresó a la UNAM a estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras.

Un año después se arrepentió de la decisión tomada para retomar su pasión por el cine, cuestión que empezó desde los 12 años cuando sus padres le regalaron una cámara Pentax.

Cuarón ingresó al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, donde conoció a Luis Estrada, Carlos Marcovich y Emmanuel Lubezki. Ahí, junto a sus amigos, el ganador del Oscar presentó un cortometraje que fue proyectado en La Habana pero rechazado al momento por estar en inglés.

Alfonso tampoco terminó sus estudios en el CUEC y, sin trabajo, acabó viviendo en una comuna con 10 jóvenes más, ubicada en la delegación Coyoacán, de la Ciudad de México.

Después, se trasladó a la casa de uno de sus conocidos, el poeta Aurelio Asiain, pues este último habitaba en el extranjero. Asiain fue el “culpable” de que Cuarón conociera a Mariana Elizondo, su primera esposa y que, fruto de esta relación, naciera Jonás Cuarón, hoy también director de cine.

Después de que su pareja dio a luz a Jonás, Cuarón tuvo que buscar un trabajo de oficina en el Museo Nacional, empleo que, obviamente, dejó al instante.

Por tal motivo, comenzó a tocar puertas desde los 21 años para que le aprobaran sus proyectos experimentales, así como obtener puestos como asistente de director en producciones extranjeras en México, del Gobierno federal y en Televisa (en donde conoció a Guillermo del Toro).

La ambición del cineasta lo llevó a presentar en el Festival de Toronto una comedia titulada “Solo con tu Pareja”, la cual fue escrita por su hermano Carlos Cuarón y protagonizada por Daniel Giménez Cacho.

Tras dicho triunfo, los hermanos Cuarón optaron no regresar a México para quedarse a vivir en Los Ángeles.

“Recuerdo esa época. Vivió en un coche. Los viáticos que teníamos en las películas se los mandábamos a él”, aseguró uno de sus amigos, José Luis García Agraz, quien agregó que Cuarón llegó a vivir en cuarto muy pequeño, con una tele de 14 pulgadas en blanco y negro, un coche inservible y viviendo con 100 dólares cada determinado momento, con el que buscaba hacerse de despensas nada saludables.

View this post on Instagram

A post shared by Alfonso Cuaron (@alfonsocuaron)

Al parecer, Alfonso Cuarón vivía de dirigir videos musicales para raperos, episodios para series de televisión y lo que cayera a su puerta, trabajos que le alcanzaban para pagar cuentas.

Luis Mandoki fue el personaje causante de que, por fin y tras mucho esfuerzo por parte de quien hoy cumple 59 años, se consagrara en el mundo del séptimo arte.

Este lo contactó con el agente Steve Rabinov y la actriz Anne Bancroft, quienes le dieron su total respaldo y juntos, a un lado de Warner Bros, escribiera su primera obra hollywoodense “La Princesita”, empezando un camino que acabaría con pararse en un estrado recibiendo el Oscar.