“Todo es posible con Dios por delante”: Carolina Sandoval celebra que su pequeña Amalia Victoria está curada

Desde que nació, la hija de la Venenosa se ha tenido que someter a un par de cirugías para tratar su condición

Carolina Sandoval.
Carolina Sandoval.
Foto: Mezcalent

La ex conductora venezolana, Carolina Sandoval, ha compartido su inmensa felicidad por ver a su hija sana y muy alegre después de largos años de tratamientos y un par de cirugías.

“Tengan fe que todo es posible con Dios por delante”, invito a todos sus seguidores con un gran optimismo y con la prueba viviente de sus palabras. La venenosa dió a conocer en redes la noticia de que su hija menor, Amalia Victoria, había asistido al oftalmólogo y por fin la dieron de alta.

Además agradeció inmensamente a Dios porque por ahora solo tendrá que acompañar a su hija en el cumplimiento de su tratamiento pero afortunadamente no se someterá a más cirugías. Confirmó que Amalia Victoria se ha curado definitivamente del problema que la aquejaba desde su nacimiento.

Y…¿qué tenía Amalia?

“Fui con el oftalmólogo de Amalia Victoria y estoy tan feliz, tan agradecida con Dios que no les puedo explicar que eso para mí es felicidad. Que mi hija esté curada del problema de su lagrimal no les puedo explicar que eso ¡para mí es como una fiesta nacional!”, confesó agradecida y felizmente la venezolana.

Su alegría y agradecimiento es inmenso, y no es para menos, cualquier madre estaría feliz de saber que su pequeña no tendrá por ahora más complicaciones en su salud. “Cierro el año con broche de oro”, fueron las palabras que Carolina dijo para hacer ver que en este 2020 no todo fueron malas noticias.

Amalia ha sido sometida a cirugía dos veces, la primera ocasión fue en marzo del 2019 en donde toda la familia acompañaron a la pequeña en este proceso. Sin embargo, esta vez no pudo ser así debido a la cuarentena, únicamente asistió ella al quirófano y mientras la nena era trasladada por el equipo médico ella se soltó en llantos en el baño del hospital.

Afortunadamente todo salió bien y poco tiempo después ya se podía ver a la menor disfrutando de la vida en su casa. Por ahora no tendrá más complicaciones y solo deberá estar en observación y seguir el tratamiento señalado por el doctor.