DEA: doctor intercambiaba medicinas por sexo en Nueva York y Jersey

"No sólo violó su juramento de ayudar a las personas, sino que se aprovechó de ellas", denunció la fiscalía

Atendía en 4268 Richmond Ave, Staten Island, NYC
Atendía en 4268 Richmond Ave, Staten Island, NYC
Foto: Google Maps

Dr. Joseph Santiamo, un médico que ejercía en Staten Island (NYC), admitió haber solicitado favores sexuales a pacientes jóvenes a cambio de recetar opioides, anunciaron las autoridades federales.

Santiamo, de 65 años, fue acusado de conspiración para distribuir oxicodona ante el juez de distrito Michael Shipp. Supuestamente dirigió una práctica de 2012 a 2018 que se centraba en la medicina interna y la atención geriátrica, pero tenía un ajetreo secundario: lanzar recetas de narcóticos sin un propósito legítimo a cambio de efectivo y sexo, según una queja federal presentada en Nueva Jersey.

Se interesó especialmente en sus pacientes más jóvenes que luchaban contra el abuso de sustancias y les recetó narcóticos potentes a cambio de favores sexuales, dijeron las autoridades. “Estos pacientes eran todos menores de 40 años y normalmente no serían tratados por un médico de atención geriátrica”, según los fiscales.

“Muchos de estos pacientes estaban lidiando con el dolor y la adicción, y en lugar de recibir ayuda de su médico, se sumergieron más profundamente en el ciclo del abuso de drogas”, dijo el fiscal federal (NJ) Craig Carpenito en un comunicado.

La Administración de Control de Drogas (DEA) comenzó a investigar a Santiamo en 2017 después de enterarse de que los pacientes viajaban grandes distancias para obtener potentes recetas de narcóticos y usar varias farmacias para surtirlas, según documentos judiciales.

“Santiamo redactó recetas de sustancias controladas en dosis que superan con creces lo que podría ser médicamente necesario para un paciente común”, afirma la denuncia.

Santiamo, quien está libre con una fianza de $250 mil dólares, está programado para ser sentenciado en abril de 2021 y enfrenta hasta 20 años de prisión y una multa de $ 1 millón, según muestran los registros judiciales.

“Este acusado no sólo violó su juramento de ayudar a las personas, sino que se aprovechó de ellas cuando eran más vulnerables para sus propias necesidades egoístas”, dijo Susan Gibson, agente especial a cargo de la DEA, citó New York Post.

A fines de noviembre, en una operación encubierta el psiquiatra Dr. Leon Valbrun y el asistente médico Po Yu Yen fueron arrestados por recetar ilegalmente drogas altamente adictivas sin un propósito médico legítimo, a cambio de efectivo en Manhattan.