5 tóxicos en los cosméticos que pueden dañar tu piel

Los productos cosméticos contienen sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud

Muchos cosméticos tienen componentes que son muy dañinos para la salud.
Muchos cosméticos tienen componentes que son muy dañinos para la salud.
Foto: Unsplash

Al momento de elegir algún producto cosmético muy pocas son las veces que nos detenemos a observar cuáles son sus componentes. Algunos de estos son tóxicos y perjudiciales para nuestra piel y la salud en general.

Por tanto, es importante conocerlos y así elegir de mejor manera el maquillaje antes de realizar la compra.

1. Ftalatos

Se trata de componentes químicos que son multifuncionales y se usan en una gran cantidad de productos, entre ellos los cosméticos para el cuidado personal e incluso en productos para bebés, de acuerdo con Mejor Con Salud.

Estos componentes químicos se relacionan con varios problemas de salud, algunos de ellos graves, como la infertilidad, el asma, alergias, obesidad e incluso cáncer de mama.

2. Plomo

El plomo es un metal altamente tóxico que, aunque se usa en cantidades mínimas, todavía puede ser un factor de riesgo para muchas personas.

Es cierto que ya no se usa como se solía utilizar anteriormente, pero el hecho de que productos cosméticos tengan una cantidad mínima puede significar un riesgo a largo plazo; y también puede producir reacciones alérgicas.

3. Parabenos

Se trata de los conservantes que se agregan a muchos de los productos cosméticos que salen al mercado. También son usados en productos industriales y farmacéuticos. Este conservante puede estar implicado en el surgimiento de cáncer de mama.

Sin embargo, los estudios que se están realizado al respecto todavía no arrojan resultados definitivos; no obstante, hay algunos que aseguran que el riesgo sería alto si la exposición a los parabenos es constante, es decir, si se agregan a productos que son usados de forma diaria.

cosméticos
Debes tener mucho cuidado con los productos que pones en tu rostro. Fuente: Pixabay

4. Triclosán

El triclosán es usado como un ingrediente que funciona como antimicrobiano en desodorantes y otros productos de limpieza corporal y desinfectantes. Por otro lado, también puede aparecer en menores cantidades en enjuagues bucales y  cremas dentales.

La cuestión está en que este elemento se puede absorber fácilmente a través de la piel y de la mucosa. Se ha detectado presencia de triclosán en la orina e incluso en la leche materna.

La continua exposición a este elemento puede estar relacionada con alergias, problemas cardiovasculares, asma, problemas en el sistema reproductivo y endocrino, y hasta ciertos tipos de cáncer.

5. Sulfatos

Existen diferentes tipos de sulfatos. Entre ellos se destaca el laurilsulfato de sodio, y es usado porque actúa como un agente limpiador. Pero, cuando penetra en la piel, dependiendo de cuán concentrado esté el componente, puede ocasionar irritación y resequedad.

Aunque no se han encontrado evidencias que relacionen los sulfatos con el cáncer, se siguen realizando estudios sobre sus efectos a largo plazo.

Existen algunos tipos de sulfatos que son más suaves y se usan como sustitutos de aquellos que pueden ser más dañinos. Entre ellos están el lauril sulfato de amonio o el lauril éter sulfato de sodio.

Así que, antes de escoger algún producto cosmético o de cuidado personal, revisa muy bien los componentes para asegurarte que no tiene ninguno de los ya mencionados.

Por otra parte, si notas una reacción alérgica o dudas de la calidad de cierto producto, lo mejor es suspender el uso y consultar con un dermatólogo. También puedes decantarte por productos naturales.

También te puede interesar:

Por qué no hay que tocarse el rostro con acné