Fueron novios en la secundaria; 70 años después se reencuentran y decidieron casarse

Siendo adolescentes, tuvieron que separarse por cuestiones familiares. Pero la vida los volvió a unir para pasar juntos lo que les reste de vida

Fueron novios en la secundaria; 70 años después se reencuentran y decidieron casarse
Solo 3 días después de su reencuentro decidieron casarse.
Foto: Shutterstock

Por ahí se dice que el primer amor nunca se olvida, un dicho que la historia que leerás a continuación quedará reafirmado.

Resulta ser que unos octogenarios llamados Fred Paul y Florence Harvey se conocieron hace 70 años cuando ambos eran compañeros en una escuela secundaria en Wandsworth, un pequeño pueblo en la provincia de Terranova y Labrador, Canadá.

Luego de mucho tiempo de convivencia, finalmente decidieron hacerse novios, una relación que duró 2 años pues la familia de Paul decidió mudarse a Toronto.

“Ella fue mi primer amor. Mi primera novia y mi primer amor verdadero”, dijo Paul, ahora de 84 años, en entrevista para CNN.

Fred regresó un año después a Wandsworth a buscar a Florence pero se enteró que también ella y su familia se habían mudado a otra ciudad.

El tiempo pasó y finalmente, ambos se casaron con otras personas y formaron sus respectivas familias.

En 2017, Harvey enviudó tras 57 años de matrimonio con un hombre llamado Len, el cual falleció víctima de cáncer y con quien tuvo 5 hijos. Dos años después, la esposa de Paul durante casi 60 años, Helen, también murió. Tuvieron dos hijos juntos.

Luego de esto y gracias a familiares y amigos, ambos lograron contactarse por teléfono. “Nunca pensé que pasaría de eso. Pero pasamos de hablar una vez a la semana, a 2, a 3, a todos los días durante horas. Realmente nos habíamos reconectado, a pesar de que no nos habíamos visto en todos esos años. Sabía que esto era todo”, dijo Harvey, de 81 años.

Meses después de dicho “reencuentro telefónico”, Florence sorprendió a Freud en julio pasado cuando viajó a Toronto para celebrar su cumpleaños.

“Cuando me enteré de que estaba en la ciudad y venía a verme, eran las 10:30 de la noche. Salí corriendo de la cama, me vestí y escribí ‘Bienvenido Florence’ con gis en el camino de entrada y cuando llegó, caminé hacia el auto, le di un abrazo y un beso en la mejilla, y tomé su mano y supe de inmediato que ella se había llevado mi corazón “, aseveró Paul.

Bastaron tan solo 3 días para que ambos decidieran casarse, a pesar de lo que en un principio pensaron sus familias, pero ellos estaban seguros de que querían pasar juntos lo que les resta de vida. ya que Paul estaba a un mes de comenzar el tratamiento para el cáncer de estómago, pero Harvey estaba comprometida a estar a su lado, tanto en lo bueno como en lo malo, sin importar lo que eso significara.

El 8 de agosto, Paul y Harvey intercambiaron votos frente a familiares y amigos cercanos en Norval United Church en Georgetown, Ontario. Debido a la pandemia de coronavirus, mantuvieron pequeña la lista de invitados.

“Fuiste el primer joven que me acompañó a casa en mi adolescencia”, le dijo Harvey a Paul durante la ceremonia. “Supongo que serás el último hombre en acompañarme a casa”, agregó.

El pastor que llevó a cabo la ceremonia aseguró que no había estado nunca en una boda tan emotiva.