El desempleo y la COVID en el mismo camino, al alza

La semana pasada un total de 1.2 millones de personas solicitaron el seguro de desempleo

El desempleo y la COVID en el mismo camino, al alza
Las ayudas renovadas al desempleo durarán 11 semanas pese a que la crisis no remite. /Archivo
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

El rastro de contagios, hospitalizaciones y muertes que va dejando el paso de la COVID está afectando, como se esperaba, a la economía cada vez de forma más dura. En la semana que acabó el 9 de enero 965,000 trabajadores solicitaron el seguro regular de desempleo por primera vez.

Son 181,000 más que en la semana anterior y se consolida una tendencia al alza.

A esta cifra hay que añadir los 284,000 que solicitaron la Asistencia Especial por la Pandemia o PUA que cubre a trabajadores independientes, freelancers y los que trabajan para la gig economy.

Se trata de un total de 1.2 millones de personas en total, 304,000 más que la semana anterior un incremento que Mark Hamrick, economista de Bankrate, recuerda que deja la situación en el peor momento desde agosto. La peor parte, de momento se la han llevado los trabajadores de empresas de servicios como bares restaurantes, casinos y hoteles pero el deterioro no es aislado, porque nada en economía lo está, y empieza a llegar a otros sectores.

El aumento también se debe en parte a la volatilidad de los datos que se tienen sobre las solicitudes de desempleo. Las fiestas de fin de año y el retraso en la firma del nuevo paquete de ayudas económicas (que Donald Trump retrasó hasta un día después de que se hubiesen vencido) han complicado también la recogida de datos.

Con todo, es la semana número 43 en la que las solicitudes iniciales de desempleo llevan en niveles inusualmente elevados y reflejando una economía muy disfuncional.

“La crisis no solo no nos deja en un momento en el que otras crisis nos llaman la atención”, explica Hamrick. “Tampoco ha ayudado que la administración de las vacunas esté siendo tan lenta dado que la pandemia es el epicentro de la crisis”. 

Según los datos mensuales de desempleo, diciembre cerró con una tasa de desocupación del 6.7% que se dispara hasta el 9.3% en el caso de los latinos.