Equipo de Biden advierte a caravana migrante que la frontera “no estará abierta para todos”

El presidente entrante enfrentará una nueva crisis migratoria con el grupo que avanza desde Centroamérica

Equipo de Biden advierte a caravana migrante que la frontera “no estará abierta para todos”
Militares guatemaltecos bloquean el paso de los hondureños.
Foto: Esteban Biba / EFE

El presidente Joe Biden y su equipo sobre asuntos migratorios siguen de cerca el avance de la caravana migrante procedente de Honduras hacia los Estados Unidos con unas 9,000 personas, aunque sugieren a los participantes evitar “el peligroso viaje” y no creer “la mentira” de que cualquiera podrá cruzar la frontera.

“El viaje a los Estados Unidos sigue siendo extraordinariamente peligroso, y aquellos en la región no deben creer a nadie que les esté vendiendo la mentira de que nuestra frontera estará abierta a todos el próximo mes”, aseveró un miembro del Equipo de Trasición a petición de este diario.

Durante las campañas presidenciales, el presidente Donald Trump y sus asociados difundieron la idea de que el demócrata “quería fronteras abiertas”, pero el equipo de Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris indicó que se implementará un sistema de inmigración “justo, humano y ordenado”.

“Nuestro plan a largo plazo para lograr una migración segura, legal y ordenada se centrará en abordar las causas fundamentales en la región, expandir las vías legales y repensar el procesamiento de asilo”, agregó el asesor del equipo del demócrata, quien pidió el anonimato.

Se criticó la forma en que la Administración Trump ha tratado a los inmigrantes, especialmente a quienes solicitan asilo y aunque se buscan reformas, el equipo entrante reconoce desafíos que impone la pandemia de coronavirus, por lo que el cambio no será inmediato.

“Llevará tiempo superar los desafíos creados por las políticas caóticas y crueles de los últimos cuatro años y los presentados por COVID-19”, adelantó.

La caravana proveniente de Honduras se integra por dos grupos, uno de 6,000 personas varadas en Guatemala y otro de  3,000 que avanza hacia México, donde organizaciones civiles, como el Instituto para las Mujeres en la Inmigración y una coalición de 60 grupos de derechos humanos y defensa de inmigrantes, están en alerta por el posible despliegue de la Guardia Nacional.

Las autoridades de Guatemala desplegaron cientos de militares para bloquearles el paso a los inmigrantes, como muestran videos publicados en Twitter por periodistas enviados a la zona.

El fin de semana se presentaron enfrentamientos entre inmigrantes y militares guatemaltecos. Los viajeros terminaron varados en en el departamento de Chiquimula, a unos 200 kilómetros al este de la capital guatemalteca. Ese gobierno trata la movilización como un “asunto de seguridad nacional”.

“Estamos hablando de seguridad nacional”, dijo el director del Instituto Guatemalteco de Migración, Guillermo Díaz, según un reporte de la agencia Efe.

Susan Rice, exembajadora de los EE.UU. ante las Naciones Unidas, quien será directora del Consejo de Política Nacional en la nueva administración, adelantó que el plan será un nuevo sistema de refugio y asilo.

“Ampliaremos las vías legales para la migración, permitiendo a las personas solicitar reasentamiento de refugiados y trabajadores temporales y otros programas basados en el empleo”, adelantó en una entrevista a Efe.

Los inmigrantes huyen para buscar tener mejores condiciones de vida, debido a la pobreza y la violencia que azota Honduras, debido a la pandemia y al paso de los huracanes Eta y Iota.