¿Por qué Kamala Harris es la mejor aliada de Joe Biden para el cheque de estímulo de $1,400?

La vicepresidente sabe del tema por muchas razones, y podría influir para que los procesos se agilicen en el Congreso federal

¿Por qué Kamala Harris es la mejor aliada de Joe Biden para el cheque de estímulo de $1,400?
En mayo pasado, la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, presentó una medida para cheques mensuales de $2,000.
Foto: Al Drago / EFE

Tan pronto como la primera semana de febrero, la Cámara de Representantes federal iniciaría la evaluación del plan de estímulo que anunció el presidente Joe Biden como parte de su programa de Gobierno para batallar contra la crisis económica desatada por el coronavirus.

El llamado “Plan de rescate estadounidense” requeriría un desembolso de al menos $1.9 billones de dólares que tanto la Cámara como el Senado deben aprobar.

Parte de esos fondos serían destinados a millones de estadounidenses por medio de varios programas, entre éstos un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares que complementará los $600 mínimos de la segunda ronda que aún distribuye el Servicio de Rentas Internas (IRS) junto al Departamento del Tesoro.

En el proceso de impulsar la legislación del Ejecutivo en la Legislatura federal, su compañera de fórmula, la vicepresidenta Kamala Harris tendrá un papel central.

Lo anterior se debe a varias razones.

Figura que rompería el empate en el Senado

La primera es que Harris abandonó su posición de senadora en el Congreso federal, pero cuenta con el conocimiento de cómo funcionan los procesos legislativos a raíz de su estancia en ese cuerpo legislativo.

Así las cosas, reportes de medios vislumbran que la influencia de la primera vicepresidenta mujer de origen mixto en la historia de Estados Unidos será clave en los temas que se consideren el Congreso este año.

El voto del desempate

Medios como Associated Press incluso ubican a Harris como la figura política que podría conciliar posiciones enfrentadas entre republicanos y demócratas con respecto a nuevo paquete de estímulo y romper con el empate de votos en el Senado en favor del plan económico de su Administración.

Luego de las elecciones de noviembre pasado, el Senado quedó dividido en 50 escaños para los republicanos y otros 50 para los demócratas, más independientes. Sin embargo, la vicepresidenta tiene el poder constitucional de romper cualquier empate en favor de su Partido, dado que su cargo la convierte también la presidenta de la Cámara alta.

Harris ya presentó medida para cheques de estímulo de $2,000

Adicional a lo anterior, otro detalle que juega a favor de Biden al tener como mano derecha a Harris, es que la demócrata ya había presentado legislación en mayo dirigida a otorgar cheques de estímulo de $2,000 mensuales.

La exfiscal de California presentó en mayo del año pasado junto a otros dos senadores una propuesta de ley que dispone para cheques de estímulo por esa cantidad, más el mismo monto por dependiente hasta tres.

El “Monthly Economic Crisis Support Act” fue presentado por Harris en el Senado junto al también demócrata Ed Markley y Bernie Sanders.

Como estaba escrita la medida, los pagos serían retroactivos hasta marzo de este año, el mismo mes en que se declaró la emergencia nacional.

El proyecto dispone que los pagos terminarían “en el tercer mes empezando después de la fecha en que el Secretario de Salud y Recursos Humanos determine que la emergencia de salud pública relacionada con COVID-19 ha acabado”.

Aunque la medida no fue considerada para votación en el Senado por la inversión de dinero que representaba marcó pauta en cuanto a piezas legislativas para otorgar cheques mensuales de $2,000 a los estadounidenses afectados por la pandemia.

Así las cosas, no resulta descabellado anticipar que Harris sería asesora de primer nivel de Biden en cuanto a la discusión, desarrollo e implementación de plan económico para otorgar un tercer cheque de estímulo de $1,400.