Rafael Araneda reveló los secretos tras el escenario de Luis Miguel, Chayanne y Ricky Martin

Dijo quién es buena persona y quién regaña a su equipo

Rafael Araneda.
Rafael Araneda.
Foto: Mezcalent

Rafael Araneda conduce “Enamorándonos” (Unimás) toda la semana por Estados Unidos junto con Ana Patricia Gámez, pero el presentador chileno trabajó en muchos otros programas de entretenimiento antes de este show y condujo durante más de seis años el Festival de Viña del Mar, por eso tiene más de mil anécdotas con muchos artistas y escogió tres para compartir de emblemáticos cantantes: Luis Miguel, Chayanne y Ricky Martin.

Con Luis Miguel…
“He sido testigo de cientos de situaciones, divertidas, trágicas, de todo tipo. De Luis Miguel, es muy minucioso con el tema del retorno, de su voz, se quiere escuchar perfecto, y cuando empieza a cantar la gente enfervorizada, y empiezan las palabras, las malas palabras hacia su ‘sonidista’ que estaba al lado mío, y yo veía cómo éste hombre sufría, transpiraba.

“Luis Miguel se toma un agua que le tenía su asistente al otro lado mío; y conmigo muy buena onda ‘¡va todo bien, va todo bien!’. Sí, pero se da vuelta y a va de nuevo (a su sonidista) ‘¡¡Te he dicho!!’, y entra de nuevo al escenario y cambia la cara; o sea, ¡maravilloso!, es un hombre capaz de saludar, de regañar y de cantar al público al mismo tiempo, ¡jajaja!”.

Con Chayanne…
“De Chayanne tengo una muy bonita anécdota de Chayanne. Yo ya lo había presentado y estaba desarrollando su show, y mi mujer y mis niños estaban en las primeras filas, su mánager me dice ‘¿esa es tu familia?’. Le dije, ‘sí y son fanáticas de Chayanne’, yo le digo.

“Yo después llego a mi camerino y estaba mi mujer, mis hijas y mi hijo pequeño, y me mostraron fotos preciosas porque les mandaron a buscar (para conocer a Chayanne) y él les tenía dulces a los niños, y lo que me dijo mi mujer, ¡un caballero! Y tengo esa sensación de hombre bueno, de hombre noble”.

Con Ricky Martin
“De Ricky, observarlo antes de sus presentaciones es algo místico. No le gusta que le hable nadie; él está con su elenco y juntos hacen algo como de ejercicio, yoga o algún mantra, no lo sé, pero genera mucha paz, a pesar de que hay un desorden y un barullo detrás del escenario, tú lo observas ahí, que el hombre controla su respiración, la ansiedad, ¡no, maravilloso, maravilloso!”.

Sigue leyendo: En medio del escándalo, Lele Pons se luce en traje de baño ultraceñido