Misterio rodea muertes de madre e hijo hallados sin vida en apartamento de lujo de Manhattan

El hijo habría rociado con Febreze el cadáver de su madre; hermana del actor William Wedell no sale de su asombro por la muerte

Imagen de archivo de un vehículo oficial del NYPD.
Imagen de archivo de un vehículo oficial del NYPD.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

La hija y hermana de la mujer y el hombre hallados muertos el sábado en un apartamento de Manhattan, está tan sorprendida como el resto de las circunstancias del caso y cómo fueron hallados los cadáveres por agentes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

Los cuerpos de William Wedell y su madre Angnes, de 64 y 95 años, respectivamente, fueron recuperados en un apartamento de lujo en el edificio Tate, ubicado en 535 West 23rd St de Chelsea.

Fuentes policiales indicaron al New York Post, que antes de fallecer, Wedell -quien interpretó papeles secundarios en películas como “Crimes and Misdemeanors” de Woody Allen- roció el cuerpo de su madre con Febreze para camuflar el hedor.

El cadáver de la mujer fue hallado en el sofá y el de su hijo en la cama. La madre habría muerto una semana antes que el hijo, y el cadáver se había empezado a descomponer. Las autoridades creen que William murió dos días antes de que los oficiales llegaran al inmueble.

La hermana e hija de los fallecidos, Julianna Wedell, de 61 años, fue quien identificó los cuerpos luego de haber alertado a la Policía de que sus parientes no le contestaban las llamadas.

Julianna dijo al referido medio que ambos tenían una vida muy callada, como de “ermitaños”.

La mujer explicó que la salud de su progenitora se había complicado desde hacía in mes.

“Mi hermano mencionó que la salud de nuestra madre había decaído antes de los días festivos”, precisó la entrevistada. “El dijo que ella no estaba comiendo ni durmiendo”, agregó.

Julianna cree que su madre murió por causas naturales. Pero lo que realmente la sorprendió fue la muerte de su hermano.

“El debió haber tenido un ataque al corazón. Nosotros no sabemos”, indicó.

Julianna reveló que William se mudó a Nueva York desde Chicago para seguir actuando.

Su madre llegó después de él y estuvieron viviendo en el apartamento entre 20 y 25 años.

El hijo se hizo cargo de la anciana hasta el día de su muerte.

Al momento, los investigadores no sospechan que las muertes hayan sido resultado de un crimen violento.

Personal forense examina las causas del fallecimiento en ambos casos.

No está claro si pudieron haber fallecido por complicaciones relacionadas con la COVID-19.

En el apartamento, también se encontraron varios envases de Tylenol cerca del cuerpo de William.

Según la hermana, su fraterno nunca les mencionó el tema del coronavirus.

“Cuando él habló con mi hermana, él no estaba tosiendo ni mencionó cualquier problema”, puntualizó la mujer.