Qué es la Reconciliación de Presupuesto con la que demócratas aprobarán tercer cheque de estímulo

Chuck Schumer busca evitar obstruccionismo de republicanos sobre ayuda que incluye cheque de $1,400

Los senadores Bernie Sanders y Chuck Schumer.
Los senadores Bernie Sanders y Chuck Schumer.
Foto: Mark Wilson / Getty Images

Adelantándose al obstruccionismo de los republicanos en el Senado para un tercer cheque de estímulo, el senador Bernie Sanders (Vermont), presidente entrante del Comité de Presupuesto, puso sobre la mesa la idea de utilizar la Reconciliación de Presupuesto, una herramienta legislativa que brinda ventaja a la mayoría en el Congreso para aprobar un presupuesto.

El principio de este recurso utilizado al menos 17 veces permite aprobar un proyecto de ley con mayoría simple, es decir 50 votos más uno, la cual suman los demócratas con el soporte extra de la presidenta del Senado, la vicepresidenta Kamala Harris.

“Vamos a utilizar la reconciliación, es decir, 50 votos en el Senado más la vicepresidenta, para aprobar una legislación que las familias trabajadoras necesitan desesperadamente en este país en este momento”, dijo Sanders hace dos semanas.

Este lunes, los líderes del Congreso, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), y el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), presentaron de forma conjunta el proyecto de ley para Plan de Rescate Estadounidense, el cual se aprobaría bajo la figura mencionada.

El plan es aprobar los $1.9 billones de dólares propuestos por el presidente Joe Biden para enfrentar la pandemia de COVID-19 y ayudar a la recuperación económica. Esto incluye el cheque de $1,400 dólares por persona.

Cuál es el proceso

El Congreso tiene varios lineamientos para evitar estancamiento, sobre todo al tratarse de decisiones de emergencia, como el presupuesto.

Ningún congresista podría aplicar la regla de obstuccionismo o lo que se conoce como “filibuster”, acción que utilizan para retrasar una votación indefinidamente.

“En lugar de necesitar 60 votos, un proyecto de ley de reconciliación solo necesita una mayoría simple en el Senado”, explica el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes. “La reconciliación comienza con la resolución del presupuesto del Congreso”.

El plan debe aplicarse con el trabajo y apoyo de varios comités, los cuales redactan el proyecto de ley a ser aprobado y el Comité de Presupuesto los integra en uno solo.

“Ese proyecto de ley tiene un estatus especial en el Senado”, se agrega. “Como el presupuesto no se puede obstruir, sólo necesita una mayoría simple para aprobarse”.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), reconoció este martes que los demócratas tenían su moción asegurada, aunque no estaba de acuerdo con ello, aunque lo calificó como una decisión “partidista”, no bipartidista, como lo defiende Schumer, al tener a varios republicanos a bordo en la Cámara, pero sin apoyo en el Senado.

“La mayoría tendrá su moción para proceder… ha elegido un camino totalmente partidista… Estamos en un comienzo totalmente partidista”, afirmó McConnell.

Así se ha aplicado

Cuando los demócratas anunciaron el posible uso de la regla, los republicanos criticaron la medida, pero el seandor Sanders respondió que sus oponentes la utilizaron “para otorgar exenciones fiscales a los multimillonarios”.

“Sí, los critiqué por eso. Y si quieren criticarme por ayudar a alimentar a los niños que tienen hambre o los ancianos en este país que están aislados y solos y no tienen suficiente comida, pueden criticarme”, dijo Sanders.

El senador de Vermont tiene razón, la regla se ha aplicado en 17 ocasiones desde 1980, según los registros del Congreso, la mayoría de las veces con apoyo bipartidista.

Entre otros se aplicó para aprobar el Programa estatal de seguro médico para niños (conocido como CHIP), el Crédito tributario por hijos y las ampliaciones de Head Start y el crédito tributario por ingresos del trabajo.

El uso más reciente fue en 2007 para la Ley de Reducción del Costo Universitario, que logró 79 votos a favor y 12 en contra.

Otra fue en 2006 para el incremento de impuestos, a la que se opuso la mayoría demócrata, pero se aprobó con 51 votos a favor.