Qué alimento debes comer a primera hora para acelerar la quema de grasa en tu organismo

Desayunar huevos es una magnífica forma de iniciar el día y bajar de peso. Son saciantes, estimulan el metabolismo y potencian la quema de grasa

Los huevos son ricos en ácidos Omega 3, sustancias que protegen al organismo contra los radicales libres y son de gran ayuda en la prevención de enfermedades crónicas, como la obesidad.
Los huevos son ricos en ácidos Omega 3, sustancias que protegen al organismo contra los radicales libres y son de gran ayuda en la prevención de enfermedades crónicas, como la obesidad.
Foto: Imagen de Ирина Александрова en Pixabay / Pixabay

No es tanto que el desayuno sea la comida más importante del día, más bien lo es la calidad de los alimentos con los que rompemos el ayuno nocturno. De hecho se ha comprobado que el desayuno marca la pauta nutricional a lo largo del día y de ahí su relevancia. 

Actualmente tenemos a nuestra disposición a los maravillosos super-alimentos, que no son tan complejos como podríamos pensar por su atractivo nombre y simplemente se trata de los alimentos más densos en nutrientes del planeta. En su mayoría se distinguen por ser alimentos frescos y de temporada, lo cierto es que la actual tendencia nutricional nos acerca cada día más a ellos.

Si bien existen por evidentes razones, existen muchas frutas, verduras, legumbres y semillas, que pertenecen a esta categoría. Los huevos forman parte indiscutible de esta lista y se caracterizan por ser uno de los alimentos más saludables y completos de la naturaleza.

Lo cierto es que los huevos son un elemento básico en toda dieta equilibrada, aunque en algún momento se tuvo una percepción equivocada sobre su consumo, hoy sabemos que son un poderoso aliado nutricional. Es por ello que se relacionan con magníficos beneficios medicinales, solo por mencionar algunos:

  • Músculos fuertes: La proteína de los huevos ayuda a mantener y reparar los tejidos corporales, incluidos los músculos.
  • Promueven la salud cerebral: Los huevos contienen vitaminas y minerales que son necesarios para que el cerebro y el sistema nervioso funcionen de manera óptima. De manera particular, los huevos son un buen aliado que potencia el funcionamiento cognitivo.
  • Energía de calidad: Los huevos son tan nutritivos y completos, que aportan todo lo que el cuerpo necesita para producir energía de calidad. Por lo tanto su consumo mejora el rendimiento físico y mental. 
  • Fortalecen al sistema inmunológico: De manera específica los huevos aportan vitaminas A, B-12 y selenio, que son considerados nutrientes clave para mantener saludable al sistema inmunológico.
  •  Menor riesgo de enfermedad cardíaca: Los huevos son ricos en colina, una sustancia que juega un papel importante en la descomposición del aminoácido homocisteína, que puede contribuir a la enfermedad cardíaca.
  • Promueven embarazo saludable: Integrar huevos en la dieta de mujeres embarazadas es un magnifico complemento dietético, brillan por su contenido en ácido fólico que puede ayudar a prevenir discapacidades congénitas. 
  • Salud ocular: La luteína y la zeaxantina en los huevos ayudan a prevenir la degeneración macular, la principal causa de ceguera relacionada con la edad. Además otras vitaminas que contienen los huevos también promueven una buena visión.
  • Pérdida y mantenimiento de peso: La proteína de los huevos es ideal para sentirnos satisfechos por más tiempo. Esto puede reducir la necesidad de comer bocadillos y por ende conducir a la pérdida de peso. 
  • Salud de la piel: Algunas vitaminas y minerales en los huevos ayudan a promover una piel sana y previenen la degradación de los tejidos corporales.

Los huevos son una excelente opción para quienes buscan un alimento saciante y nutritivo para comenzar el día. De hecho recientes estudios científicos, han comprobado que consumirlos como desayuno, podría ser la clave para quemar grasa más rápido y por ende bajar de peso más acelerada y efectivamente. 

¿Cómo ayuda desayunar huevos a bajar de peso?

Existen varias razones por las cuales romper el ayuno con huevos es un magnífico aliado adelgazante, descubre todo lo que este delicioso, versátil y completo alimento hará por tu peso corporal.

1. Estimulan el metabolismo

Los huevos contienen todos los aminoácidos esenciales y en las proporciones adecuadas. Esto significa que el cuerpo puede usar fácilmente el alto aporte de proteína que contienen los huevos para acelerar el metabolismo. Se cuenta con referencias en las cuales se ha demostrado que consumir una dieta alta en proteínas estimula el metabolismo hasta en 80-100 calorías por día, a través de un proceso llamado efecto térmico de los alimentos. El efecto térmico de los alimentos es la energía requerida por el cuerpo para metabolizar los alimentos, y es más alto para las proteínas que para las grasas o los carbohidratos. Esto significa que los alimentos ricos en proteínas, como los huevos, nos ayudan a quemar más calorías.

2. Bajo aporte calórico, altamente saciantes

Numerosas bondades hacen que los huevos sean uno de los mejores alimentos para desayunar. De hecho muchos estudios han comparado los efectos de comer huevos por la mañana con otros desayunos con el mismo contenido calórico y el huevo sale ganando por sus cualidades nutricionales y medicinales. Llama de manera especial la atención un estudio, realizado en mujeres con sobrepeso en el cual se co probó que comer huevos en lugar de bagels aumentaba su sensación de saciedad y hacía que consumieran menos calorías durante las siguientes 36 horas. También se demostró que los desayunos con huevo, se derivan en hasta un 65% más de pérdida de peso, en un período de 8 semanas Además, se cuenta con otro estudio en el cual se comprobó que un desayuno con huevo provoca una respuesta de glucosa e insulina en sangre más estable, al mismo tiempo que suprimió la grelina (la hormona del hambre). Cabe mencionar que un huevo grande contiene sólo unas 78 calorías, pero es muy rico en nutrientes y se recomienda consumirlos enteros, ya que las yemas de huevo son especialmente nutritivas. Para ser más claros: Tres huevos duros grandes contienen menos de 240 calorías, al agregar una porción generosa de verduras, puede tener una comida completa por solo unas 300 calorías. 

3. Suprimen el apetito

Teniendo en cuenta que un desayuno con huevo aporta significativos niveles de saciedad, es una cualidad que se deriva en un mayor control del apetito y en general menos hambre. Se cuenta con un estudio realizado en hombres, en el cual se comprobó que aquellos que desayunan huevo comen automáticamente entre 270 y 470 calorías menos. Lo mejor de todo es que esta impresionante reducción en la ingesta de calorías fue involuntaria y sin esfuerzo. Lo único que hicieron fue comer huevos en el desayuno ¡Maravilloso!

4. Promueven la quema de grasa corporal

El simple hecho de desayunar huevos, te estará ayudando a quemar más grasa corporal. La razón principal es su contenido en vitamina D, se cuenta con un estudio en el cual se comprobó una correlación entre la deficiencia de vitamina D y el exceso de grasa abdominal en personas con sobrepeso, concluyendo que niveles saludables de vitamina D en la dieta podrían ayudar a reducir la grasa abdominal.