Empresario de NY adquiere mansión y carros de lujo con fondos de estímulo para negocios de la ley CARES

Don Cisternino está acusado por comprar una mansión de $3.1 millones de dólares y un automóvil Mercedes-Benz de más de $250,000 dólares, entre otros gastos fraudulentos

Los préstamos PPP están pensado solo para pequeños negocios de menos de 500 trabajadores.
Los préstamos PPP están pensado solo para pequeños negocios de menos de 500 trabajadores.
Foto: Shutterstock

MIAMI – Las autoridades federales de Estados Unidos acusaron a un empresario de comprarse una mansión en Florida y carros de lujo a través de $7.2 millones de dólares que obtuvo del gubernamental Programa de Protección de Salarios (PPP), que da acceso a préstamos a pequeñas empresas.

Don Cisternino, quien en 2014 fundó la firma MagnifiCo, afronta dos cargos de fraude electrónico, tres cargos de robo de identidad agravado y tres cargos de transacción monetaria ilegal, como recoge este viernes la estación local de televisión WKMG.

De acuerdo con la acusación, Cisternino usó el dinero para comprar una mansión de $3.1 millones de dólares así como un automóvil Mercedes-Benz de más de $250,000 dólares, un Lincoln Navigator de $89,000 y un Maserati de $48,000 dólares.

El pequeño empresario y su socia, Lori Quasky, adquirieron una mansión en Chuluota, en el centro de Florida, mientras era investigado por usar información falsa a fin de obtener un préstamo para su negocio.

Esquema de fraude

Cisternino está acusado de afirmar que MagnifiCo, con sede en Nueva York, empleaba a más de un centenar de personas y destinaba una nómina mensual promedio de $2.8 millones de dólares, a pesar de que los registros muestran a la firma como una empresa de consultoría con pocos o ningún empleado.

El acusado solicitó un préstamo del PPP, establecido como parte del proyecto de ley federal CARES, puesto en marcha para aliviar a las pequeñas empresas que se vieron afectadas a raíz de la pandemia del coronavirus.

Según la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA, en inglés), todo préstamo del PPP “podrá ser perdonado por completo si los fondos se destinan a pagar nóminas, intereses hipotecarios, arriendos y servicios públicos”, pero, para poder aplicar a este indulto, se tendrá que destinar el 75 % del dinero recibido a los sueldos de los trabajadores.