Restaurantero de Chicago compra todos los tamales de vendedores ambulantes mexicanos para que vayan a casa y no pasen frío

Después de comprar una gran cantidad de tamales, Robert Magiet los reparte a refugios para personas sin hogar

En promedio, Robert Magiet le compra a cada vendedor 15 docenas, por las que paga $16 dólares por cada una.
En promedio, Robert Magiet le compra a cada vendedor 15 docenas, por las que paga $16 dólares por cada una.
Foto: BRYAN R. SMITH / AFP / Getty Images

Un restaurantero de Chicago, de nombre Robert Magiet, está comprando todos los tamales de vendedores mexicanos ambulantes. Todo con el fin de que se vayan a casa a protegerse del intenso frío.

En promedio, a cada vendedor le compra 15 docenas, por las que paga $16 dólares por cada una. “Al principio están incrédulos. No entienden por qué alguien querría comprar tantos tamales”, dijo el generoso hombre, de acuerdo con CNN.

El restaurantero es propietario del restaurante TaKorea Cocina, que ofrece platillos fusión coreano-mexicano.

Magiet adoptó esta práctica una mañana mientras conducía a su negocio. En esa ocasión, vio a los vendedores tratando de vender sus productos mientras estaban a temperaturas bajo cero. Al ver que no tenían ni un cliente, decidió detenerse y hacer una gran compra de producto.

“Lo que es genial es cuando visitamos a los vendedores por segunda vez y vemos lo emocionados que están al saber que están a punto de vender todo y regresar a casa”, dijo.

El restaurantero se siente motivado a hacer estas grandes compras por las reacciones positivas de los vendedores que ha ayudado en Logan Square, Humboldt Park y los vecindarios de Avondale.

Pero las buenas acciones no terminan ahí, ya que después de comprar una gran cantidad de tamales, los reparte a refugios para personas sin hogar.

Magiet anima a otros a ayudar a los necesitados de la forma que puedan, especialmente durante la pandemia. “Todo lo que se necesita es un acto de bondad y los demás se darán cuenta y se unirán. Juntos podemos hacer una gran diferencia en la vida de los demás. Nunca ha sido más importante apoyarnos unos a otros”, dijo.

–También te puede interesar: San Valentín: un lujoso restaurante neoyorquino ofrece cenas de dos platos para ti y… tu perro