Para retener el voto hispano, los Demócratas tienen que darles una razón para votar

El presidente Joe Biden ha propuesto enviarle un crédito fiscal para las familias con niños hasta los 17 años

Los demócratas tienen que ganarse la lealtad del votante latino.
Los demócratas tienen que ganarse la lealtad del votante latino.
Foto: Getty Images

Las estadísticas no mienten: la comunidad hispana, en los Estados Unidos, tiene un nivel de participación política abismal. Y aunque tienden a votar por el partido Demócrata, los Republicanos se disputan el voto hispano de manera agresiva.

Son muchas las razones que podemos usar para analizar la baja participación hispana en las elecciones de los Estados Unidos. Sin embargo, me voy a enfocar en la que más conozco: “Para qué voy a votar, si todos son iguales”, ahí está.

Para salir a votar, nuestra gente necesita una razón tangente. ¿Qué diferencia hay entre los dos partidos?

Por una, los Republicanos les prometen parar el aborto poniendo jueces conservadores en las cortes e invalidando leyes que permiten el aborto. Para una comunidad religiosa como la nuestra, esa es una razón tangible.

Sin embargo, cuando están en el poder, los Republicanos, que hablan del respeto a la vida, lo primero que hacen es cortar los programas de ayudas a las familias necesitadas; todo a nombre de inculcar “la responsabilidad personal”.

¿Qué ofrecen los demócratas? respetar el derecho que tiene la mujer al aborto y restaurar los programas de ayudad que los Republicanos eliminan. Sin embargo, con frecuencia la diferencia es mínima y la calidad de vida no cambia significativamente, para notar la diferencia.

En inmigración, mejor ni hablar, con el récord en deportaciones bajo el presidente Obama.

Entonces, ¿para qué votar?

Por primera vez, los demócratas tienen la oportunidad de ganarse la lealtad del voto hispano por mucho tiempo. El presidente Joe Biden ha propuesto enviarle un crédito fiscal para las familias con niños hasta los 17 años.

El crédito consiste en mandarle $300 mensuales a las familias, por cada niño menor de 6 años y $250 mensual por cada niño entre 6 a 17 años.

Este podría ser tan importante como el programa del Seguro Social, implementado por el presidente Franklyn Roosevelt durante la gran depresión de los años 30.

El Seguro Social se ha convertido en la única fuente de retiro de millones de norteamericanos.

Este crédito fiscal, es el tipo programa, tangible, que ninguna familia va a querer perder. Ese programa, sería la motivación para muchos hispanos salir a votar si saben que lo podrían perder con un cambio de administración.

El crédito fiscal incluye a familias trabajadoras y de clase media. Hasta ahora califican los jefes de familia que ganan hasta $200,000 y las familias que ganan hasta $400,000 al año, levantaría de la pobreza millones de niños y familias que luchan por darle un mejor futuro a sus hijos.

Esta ayuda es crucial porque ya los republicanos y dos demócratas conservadores han anunciado que se oponen aumentar el salario mínimo federal. Un salario mínimo estancado en $7.25 desde hace 12 años.

Mientras tanto, la posibilidad del crédito fiscal para las familias aliviaría la carga que significa criar hijos en una sociedad con salarios bajos, y para muchas familias, sin estabilidad laboral.

Ah, y para aquellos que van a gritar “Socialismo” es bueno recordarles, que Alemania, Francia y nueve países más, Europeos, tienen este programa para las familias. En América del Norte, Canadá está ayudando con la crianza de los hijos desde 1997.

Ahi esta la razón para votar. Aunque los Estados Unidos les da un crédito a los padres de familia por cada hijo hasta los 17 años, lo hacen solo a fin de año. Sin embargo, las familias que no reportan sus taxes no lo reciben

Este programa corregiría esto y le enviará el dinero a las familias mensualmente. El niño solo necesita tener su seguro social. Solo a través del voto se logrará mantener este tipo de programa.

Vamos a esperar que el senado lo apruebe y que los Demócratas, que tienen control del Senado, luchan para vencer los obstáculos que le van a poner aquellos conservadores que solo gritan “socialismo” cuando se trata de ayudar a las familias trabajadoras.

Martha E. Cruz es educadora dominicana radicada en Nueva York.