5 efectos negativos que las bebidas energéticas pueden causarle a tu cuerpo

Aumento de frecuencia cardíaca y derrame cerebral; las bebidas energéticas no solo pueden darte un impulso temporal de energía, también pueden tener efectos negativos que sus anunciantes no te dicen

5 efectos negativos que las bebidas energéticas pueden causarle a tu cuerpo
Las bebidas energéticas pueden aumentar tu presión arterial y frecuencia cardíaca.
Foto: Adriano Gadini / Pixabay

Las bebidas energéticas o energizantes son una bebida muy popular. Se comercializan para aumentar el estado de alerta, los niveles de energía y el rendimiento físico. Lo que no suele promocionarse mucho son los efectos negativos que pueden ocasionarte.

Estas bebidas son consumidas principalmente por los adolescentes y adultos jóvenes. Entre sus componentes principales estan la cafeína y tanto o más azúcar que los refrescos. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) también señalan que las bebidas energéticas pueden contener otros ingredientes como guaraná, taurina, ginseng, vitaminas B, glucuronolactona, yohimbe, carnitina y naranja amarga.

5 efectos secundarios de las bebidas energéticas

1. Aumento de presión arterial y frecuencia cardíaca

Grandes cantidades de cafeína pueden causar problemas ansiedad, nerviosismo, aumentos de la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La cafeína también puede dañar los sistemas cardiovascular y nervioso aún en desarrollo de los niños.

Siempre se debe poner atención al contenido de cafeína. La adición de guaraná aumenta el contenido total de cafeína de la bebida.

Un consumo moderado de cafeína al día es de hasta 400 mg.

2. Pueden provocar una sobredosis de cafeína

Las cantidades de cafeína en las bebidas energéticas pueden variar, en niveles de 70 a 240 mg en un envase de 16 oz. En comparación, una lata de refresco de cola de 12 oz contiene aproximadamente 35 mg de cafeína y una taza de café de 8 oz contiene aproximadamente 100 mg. Una sobredosis de cafeína puede llegar a ser fatal, especialmente en personas con ciertas condiciones de salud como problemas con el corazón.

3. Pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2

El azúcar es el ingrediente principal (después del agua) de las bebidas energéticas. Una sola bebida de 16 oz puede contener de 54 a 62 gramos de azúcar agregado, lo que equivale a más de 13 cucharaditas; supera la cantidad máxima de azúcares agregados recomendada para un día entero.

Harvard señala que el consumo de las bebidas con alto contenido de azúcar de cualquier tipo puede provocar un aumento de peso y un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y gota.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda no exceder de 6 cucharaditas o 24 gramos de azúcar al día en el caso de las mujeres y 9 cucharaditas o 36 gramos de azúcar, en el caso de los hombres.

4. Puedes sufrir un derrame cerebral

Cleveland Clinic advierte que algunas personas que consumen bebidas energéticas llegan al hospital con derrames cerebrales o hemorragias cerebrales severas”

La condición que puede desencadenar un derrame cerebral después de ingerir una bebida energética es el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible. Este espasmo repentino de los vasos sanguíneos del cerebro puede restringir el suministro de sangre o causar una hemorragia.

“El síntoma más importante del síndrome es un dolor de cabeza severo en trueno, el peor dolor de cabeza que haya sentido en su vida”, explica la Dra. Rula Hajj-Ali.

5. Puedes aumentar tu consumo de alcohol

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que los bebedores de 15 a 23 años que mezclan alcohol con bebidas energéticas tienen cuatro veces más probabilidades de beber en exceso a alta intensidad (consumir seis o más bebidas por episodio de atracón) que los bebedores que no mezclan alcohol con bebidas energéticas.

La cafeína es un estimulante que puede enmascarar los efectos depresores del alcohol, haciendo que los bebedores se sientan más alerta de lo que se sentirían de otra manera. Puedes creer que te encuentras menos ebrio de lo que en realidad estás, pero solo es un engaño, la cafeína no reduce las concentraciones de alcohol en la sangre ni reduce el deterioro.

¿Quiénes no deberían consumir bebidas energéticas?

Mayo Clinic señala que las bebidas energizantes no se recomiendan para niños y adolescentes. Las mujeres embarazadas y las que están amamantando también deberían evitar o limitar el consumo de estas bebidas. Las personas con enfermedad cardíaca o presión arterial alta, deben consultar con su médico sobre el consumo de bebidas energéticas.

Te puede interesar: