Donald Trump dará este domingo su primer discurso público en convención de Florida tras abandonar la Casa Blanca

El expresidente Donald Trump, quien salió absuelto de un segundo juicio político en el Senado federal hace unas semanas, se presentará como un influyente líder del Partido Republicano

Donald Trump dará este domingo su primer discurso público en convención de Florida tras abandonar la Casa Blanca
Una figura dorada representativa de Trump es la estrella de la CPAC 2021.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

MIAMI, Florida – Una figura dorada del expresidente Donald Trump, hecha en Rosarito (México), acapara la atención en la mayor conferencia republicana de Estados Unidos, que ha estado dominada por las ideas trumpistas desde su inicio este viernes en la ciudad de Orlando (Florida).

Con pantalones cortos y sandalias, la nueva estrella de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), fabricada en fibra de vidrio en México por el artista estadounidense Tommy Zegan, luce como debe andar el republicano por su club Mar-a-Lago de Palm Beach.

En esta ciudad de la siempre veraniega Florida Trump se ha refugiado después de perder las elecciones de noviembre pasado frente al demócrata Joe Biden.

La “escultura” dorada del republicano llevando la Constitución estadounidense en su mano derecha es apenas otra prueba fehaciente del poder del expresidente en un foro republicano dominado por el trumpismo, tanto que Donald Trump Jr. llegó a sugerir este viernes cambiar su nombre de C-PAC a T-PAC.

Con la presencia de los conservadores afectos a Trump y la ausencia de sus detractores, entre ellos el senador Mitt Romney, que fue candidato del Partido Republicano en 2012, cuando el demócrata Barack Obama ganó la reelección, el foro ha sido un desfile de ponencias afines con las quejas y políticas trumpistas.

En la conferencia de tres días, en la que persiste la idea de que las elecciones de 2020 fueron robadas por los demócratas, el Trump dorado de 1,8 metros, aunque luce más bajo que el real, es la estrella de los selfis para sus seguidores.

Lo será hasta mañana domingo, cuando el Trump real cerrará la CPAC 2021, en el que será su primer discurso público tras culminar su mandato el pasado 20 de enero y en el que se anticipan críticas a las políticas del demócrata Biden, que ha revertido muchas de sus directrices, especialmente la referidas a la inmigración.

El Partido de Trump

La estatua, instalada en el puesto de la organización conservadora sin fines de lucro Look Ahead America (Mira hacia adelante Estados Unidos), parece reforzar la idea de su aliado político, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que abrió este viernes la conferencia con una invitación a dejar de lado a los “republicanos de antaño”.

El dorado Trump parece la contraparte del popular globo “Baby Trump” que voló por los cielos de varias ciudades durante su Presidencia (2017-2021), aludiendo a sus constantes pataletas.

Una metáfora perfecta del estado del Partido Republicano

Además de una aparente muestra de idolatría, para analistas políticos la estatua es una metáfora perfecta del estado del Partido Republicano y el conservadurismo en EE.UU. después de la Presidencia de Trump, que ha dejado sus principios políticos y abraza una figura rodeada de escándalos e investigaciones.

Sus aliados políticos, entre ellos Ted Cruz, uno de los 43 senadores republicanos que lo absolvieron en febrero pasado en el segundo juicio político de su Presidencia, en el que fue acusado de incitar a los trumpistas al asalto del Capitolio de pasado 6 de enero, sin embargo, lo consideran el futuro del partido.

“Donald Trump no se va a ir a ningún lado”, aseguró un Cruz efusivo en su discurso de este viernes en Orlando.

“Libertad”, gritó al terminar su discurso Cruz, que se perfila como uno de los posibles precandidatos a las primarias republicanas de 2024, junto con el también senador hispano Marco Rubio.

el cubanoestadounidense, otro de los oradores de la conferencia, dijo este sábado en su Twitter, que debido a “un inesperado asunto familiar” no iba a poder atender.

Varios miembros del gabinete de Trump y algunos de sus colaboradores hacen también parte de la agenda, entre ellos Mike Pompeo, exsecretario de Estado, y Sarah Huckabee Sanders, exsecretaria de Prensa de la Casa Blanca.

Desde teorías de conspiración hasta el descartado fraude electoral

Las presentaciones durante estos dos primeros días del foro conservador han estado alineadas con las políticas de Trump y sus teorías de conspiración, como el inexistente fraude electoral.

También se han hecho eco de las quejas contra las grandes tecnológicas que lo vetaron por incitar a los trumpistas al asalto del Capitolio, que dejó cinco muertos.

La conferencia además ha reforzado las críticas de los republicanos contra ideales “radicales” del socialismo y la izquierda.

“Socialismo en California, prometiendo el cielo, dando el infierno”, es la ponencia de hoy del congresista republicano por ese estado Devin Nunes.

“Biden ya está imponiendo una agenda radical en Estados Unidos con su multitud de órdenes ejecutivas”, se quejó este sábado el congresista Jody Hice en la CPAC 2021.