La Policía del Capitolio advierte que grupos extremistas quieren “volar” el Congreso en próximo discurso de Biden

La jefa interina de policía del Capitolio ha advertido que los extremistas que atacaron el Congreso en enero no están desactivados

La Policía del Capitolio advierte que grupos extremistas quieren “volar” el Congreso en próximo discurso de Biden
Miembros de la Guardia Nacional en el exterior del Capitolio en Washington DC.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La jefa interina de policía del Capitolio ha advertido que los extremistas que atacaron el Congreso en enero no están desactivados, al contrario: estarían planeando “volar” el edificio cuando el presidente, Joe Biden, dé su primer discurso en una sesión conjunta de ambas cámaras en el recinto.

“Sabemos que miembros de las milicias que estuvieron presentes en enero han manifestado sus deseos de volar el Capitolio y matar a la mayor cantidad posible de miembros [legislativos], y que hay un nexo directo con el Discurso del estado de la Unión, cuya fecha aún no ha sido determinada”, dijo la jefe interina, Yogananda Pittman, este jueves en el Congreso.

Con base a esta información, la Policía del Capitolio ha decidido mantener sus medidas reforzadas de seguridad en torno al edificio.

[Los impuestos de Trump ya están en manos del fiscal general de Manhattan]

Pittman hizo estas declaraciones durante una audiencia del subcomité de Asignaciones de la Cámara de Representantes sobre los disturbios del 6 de enero, luego de que se le consultó si era necesario mantener la seguridad en el edificio, incluido el despliegue de la Guardia Nacional.

La jefa de Policía interina detalló que más de 10,000 seguidores de Trump llegaron a los terrenos del Capitolio y más de 800 de ellos terminaron atacando el edificio, dando números concretos a las asombrosas imágenes que el país vio ese día trágico. De otro lado, un poco más de 1,200 oficiales estaban trabajando en el Capitolio.

Los atacantes no sólo estaban detrás de los congresistas ese día, explicó Pittman: “Querían enviar un mensaje simbólico a la nación sobre quién estaba a cargo de ese proceso legislativo“.

[Esta florista de Texas participó en el asalto al Capitolio. Ahora pide permiso a un juez para viajar de vacaciones a México]

Se espera que el presidente pronuncie un discurso en una sesión conjunta del Congreso, similar a un Estado de la Unión, en algún momento después de que el Congreso apruebe un paquete de ayuda por el COVID-19.

Un grupo masivo de insurrectos inesperado

Los datos revelados este jueves dan una muestra clara del modo en que la Policía del Capitolio, e incluso los congresistas que estaban dentro del edificio, fueron superados en número por los atacantes.

Pittman sostuvo que las informaciones de inteligencia o advertencias que se recibieron antes del 6 de enero indicaban que sólo un porcentaje pequeño de los manifestantes estaban organizados.

La información no mostraba “una amenaza creíble” del tamaño y la escala del disturbio que ocurrió. La jefa de policía consideró que el fracaso de seguridad se debió a que no se esperaba que algunos motivaran a muchos otros, generando una turba grande y violenta. “Hay muchas lecciones por aprender”, indicó.

Los comentarios se hicieron eco de los testimonios de otros funcionarios policiales actuales y anteriores brindaron al Senado a principios de esta semana sobre la violencia en el Capitolio.

Pittman, quien reemplazó al exjefe de policía del Capitolio Steven Sund después de que renunció luego del ataque, explicó que su departamento había preparado una evaluación de inteligencia el 3 de enero.

[Demandan a Trump por conspirar con grupos extremistas para el asalto al Capitolio]

La evaluación, que fue enviada a todos los jefes de seguridad, indicaba que “miembros de la milicia, supremacistas blancos y otros grupos extremistas” planeaban participar en el evento y portar armas. También señalaba que no se podía descartar “la amenaza de acciones disruptivas o violencia”. Y se tomaron medidas de seguridad al respecto.

Sin embargo, lo que ocurrió superó todas las previsiones. “El departamento no estaba preparado para los grupos masivos de insurrectos violentos que ingresaron al Capitolio”, dijo Pittman en un testimonio que presentó por escrito. Agregó que los oficiales fueron “rápidamente abrumados” por miles de insurrectos, muchos de los cuales estaban armados.

Con información de NBC News y The Washington Post