Niño impacta por tener cuerpo de fisicoculturista, pero en realidad padece extraña enfermedad

El pequeño, pese a su condición, lleva una vida normal y además, ama hacer ejercicio

Niño impacta por tener cuerpo de fisicoculturista, pero en realidad padece extraña enfermedad
Desde que nació, los doctores notaron que el niño tenía un desarrollo muscular elevado.
Foto: Shutterstock

Desde hace varios meses, muchos internautas quedaron asombrados por el imponente físico de un niño vietnamita de 10 años llamado Nguyen Hoang Nam, al cual le gusta publicar en sus redes sociales varias fotografías en donde se puede ver que posee un cuerpo sumamente musculoso.

El medio SAOSTAR retomó una entrevista de los padres de Nguyen, quienes aseguran que su hijo siempre ha poseído tan sin igual musculatura y que incluso, a los pocos meses de nacido, los doctores les informaron que su hijo tenía músculos más desarrollados en comparación con otros bebé de su edad.

La situación se complicó aún más cuando Nguyen cumplió 6 años, ya que su cuerpo estaba sumamente tonificado, por lo que sus papás buscaron ayuda médica.

Doctores expertos en este tema diagnosticaron al niño con el llamado “Síndrome de Superman”, el cual es causado por un trastorno cromosómico y según diversos estudios sobre este mal, provocan rigidez muscular y falta general de flexibilidad.

Pese a esta situación, el niño goza de buena salud. Por su apariencia, muchos creen que en realidad es un adulto que padece enanismo, cosa que no es así.

Debido a su impactante físico, varios influencers se han acercado a él para tratar de llegar a un acuerdo comercial para que publicite sus productos; sin embargo, sus padres han rechazado todas las propuestas pues no quieren que su hijo tenga una sobrexposición y que esta le cause un gran daño.

Sin embargo, hace un par de meses, un fisicoculturista profesional se acercó a Hoang Nam y le solicitó a sus papás le permitieran entrenar a su hijo, sin recibir nada cambio, para así darle un buen fin a su cuestión genética.

El pequeño accedió y estuvo trabajando con él durante 3 meses, pero luego volvió a su casa pues extrañaba a su familia.

El niño es un apasionado del culturismo y el entrenamiento con pesas y a su familia le gustaría que probara deportes como el kárate y el yoga para mitigar su rigidez muscular.