La votación por orden de preferencia puede ayudar a poner a más mujeres en el poder

Este sistema permite a los votantes clasificar a cinco candidatos por orden de preferencia o votar por uno solo como siempre lo han hecho

Con la Votación por Orden de Preferencia se ha demostrado que se eligen a más mujeres, candidatos por primera vez y candidatos de color. /Archivo
Con la Votación por Orden de Preferencia se ha demostrado que se eligen a más mujeres, candidatos por primera vez y candidatos de color. /Archivo
Foto: PAUL J. RICHARDS / AFP / Getty Images

Las mujeres han logrado muchos avances históricos referentes a la representación en la legislatura del estado de Nueva York, pero las acusaciones de acoso sexual recientes en contra del gobernador nos han recordado que una vez más existe una necesidad urgente de contar con más mujeres en cargos de poder más altos. Este año, en la ciudad de Nueva York tenemos la oportunidad de hacer eso precisamente, gracias a una nueva manera de votación llamada la Votación por Orden de Preferencia, con la que se ha demostrado que se eligen a más mujeres, candidatos por primera vez y candidatos de color.

Así que, ¿qué es RCV?

Es muy sencillo. RCV les permite a los votantes clasificar a cinco candidatos por orden de preferencia o votar por uno solo como siempre lo han hecho. Si nadie gana con una mayoría (más del 50 por ciento), el candidato que quedó en último lugar es eliminado y sus votos de segunda opción son contados y así sucesivamente hasta que hay un ganador por mayoría. La RCV aplicará a las elecciones primarias y a las elecciones especiales para todos los cargos locales incluyendo al Concejo de la Ciudad, presidente de distrito, contralor, defensor público y alcalde. Y muy pronto, los votantes en los distritos 11 y 15 del Concejo lo utilizarán para emitir sus boletas en las elecciones especiales del 23 de marzo y después en toda la ciudad en junio.

La RCV nivela el campo de juego al eliminar el “efecto de spoiler”; lo que significa que más mujeres, más candidatos por primera vez y más candidatos de color se pueden postular sin tener que preocuparse de neutralizarse mutuamente en función de la demografía, y los votantes no tienen que tomar decisiones “estratégicas” sobre la elegibilidad de un candidato. En California, la RCV ha incrementado la representación en todas partes, incluyendo la elección de la primera mujer afroamericana como alcaldesa de San Francisco. Los candidatos de color en el Área de la Bahía ahora ganan el 62 por ciento de las elecciones, en comparación al 38 por ciento antes de la implementación de la RCV.

Eliminar el efecto de spoiler también puede ayudar romper con el control del aparato del condado, elevando a candidatos no tradicionales y requiriendo que los candidatos provenientes de fuera de nuestras comunidades tengan que hacer campaña por nuestros votos, en lugar de solamente depender del aparato. Y esto significa que el eventual ganador siempre lo logre con una mayoría de los votos, así que no más elecciones primarias fracturadas y antidemocráticas en donde alguien pasa con menos del 50 por ciento.

La RCV es una reforma pro-electoral que ayudará a traer más voces a los pasillos del poder y a las mujeres valientes que han dado un paso al frente para decir que fueron acosadas sexualmente y fueron echadas de sus empleos en el servicio público, nos hace recordar lo vital de esta misión.

-Melissa Mark-Viverito es la expresidenta del Concejo de la Ciudad y la primera puertorriqueña y latina en ocupar un cargo electo en la ciudad.