Administración Biden busca ayuda de México y Guatemala para detener inmigración irregular

Enviados especiales se reunirán con autoridades de ambos países, en medio del incremento de niños migrantes bajo custodia de CBP

La Administración Biden insiste en que "la frontera está cerrada".
La Administración Biden insiste en que "la frontera está cerrada".
Foto: Getty Images

Con el claro mensaje de que la “frontera no está abierta”, el gobierno del presidente Joe Biden apela a la colaboración de autoridades de México y Guatemala para detener la ola de inmigrantes que arriban a los Estados Unidos.

El esfuerzo de las autoridades comenzará en México, a donde la exembajadora de EE.UU. en ese país, Roberta Jacobson, estará acompañada del asistente especial del presidente y director senior para el Hemisferio Occidental, Juan González, así como Ricardo Zúñiga, miembro de carrera del Servicio Exterior Superior del Departamento de Estado (DOS).

Así lo confirmaron portavoces de la Casa Blanca y el DOS, pero en una llamada previa con reporteros, funcionarios indicaron que en las reuniones con el canciller mexicano Marcelo Ebrard y el subsecretario para América del Norte, Roberto Velasco, se enfocarán “en las raíces de la inmigración irregular”.

También se abordarán asuntos de “corrupción, violencia y desastres ocasionados por el cambio climático”, que son parte de la problemática migratoria.

Se adelantó que habría discusiones sobre el “proyecto para desarrollar oportunidades económicas” en Centroamérica, aunque no hay precisión si la Administración Biden se suma al Plan de Desarrollo impulsado por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Las autoridades mexicana no respondieron a petición de este diario sobre las acciones que pondrán sobre la mesa a sus partes estadounidenses y tampoco sobre la estrategia de desplegar a miles de miembros de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala.

El mensaje de que la frontera está cerrada también ha sido enviado en repetidas ocasiones por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Y en el Triángulo Norte

El enviado especial Zuñiga, sin embargo, será parte esencial del viaje para abordar el plan de implementación de $4,000 millones de dólares del presidente Biden para Centroamérica

“Se coordinará estrechamente con el personal del Consejo de Seguridad Nacional sobre los esfuerzos integrales de la administración para detener la migración irregular a los Estados Unidos e implementar la política multianual del presidente Biden de $4,000 millones para abordar las causas fundamentales de la migración en Centroamérica“, indicó más tarde el DOS.

En la conferencia telefónica, los funcionarios de la Casa Blanca señalaron que habrá reuniones con el sector privado y la sociedad civil para atender la problemática migratoria.

Los esfuerzos de la Administración Biden ocurren al tiempo que aumenta la atención de niños en la frontera. Según CNN, en las últimas semanas, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha procesado a unos 5,000 menores.

Fotografías del representante demócrata Henry Cuellar (Texas) muestran la saturación en un centro de atención a niños migrantes en Donna, Texas, a donde el DHS no dejó entrar a la prensa, debido a los lineamientos de COVID-19.