Detienen en Seattle a mujer que arrojó a bebé a la basura hace 24 años

A esta mujer le siguieron la pista por más de 2 décadas por ser señalada del homicidio del menor; gracias a una herramienta tecnológica pudo ser arrestarla

La mujer arrojó al bebé en un bote de basura de una gasolinera.
La mujer arrojó al bebé en un bote de basura de una gasolinera.
Foto: Dominika Roseclay / Pexels

No todas las mujeres nacen con instinto maternal, algo que es completamente natural ya que no es una obligación traer hijos al mundo si así no se desea; sin embargo, hay quienes se embarazan y en realidad, no están preparadas para la gran responsabilidad que les está por llegar.

Eso fue lo que le ocurrió a una mujer de Seattle hace 24 años llamada Christine Warren, quien fue detenida recientemente tras haber arrojado a un bebé a un bote de basura, descubrimiento que logró hacerse después de tanto tiempo gracias a la tecnología.

Resulta ser que hace más de dos décadas, la empleada de una gasolinera llamó a la policía para reportar que en uno de los botes de basura había encontrado el cuerpo de un bebé.

En ese momento, los agentes llegaron a la gasolinera y en efecto, encontraron al pequeño ya sin vida y todo parece indicar que había permanecido cerca de 2 días en medio de la basura, según la autopsia que se le practicó.

Esto determinó que la mujer que lo abandonó fuera buscada al ser acusada de asesinato, una persecución que se prolongó durante 24 años hasta que hace poco, a alguien se le ocurrió una ingeniosa idea para así dar con la culpable.

Resulta ser que hace unos días le fue enviada a Christine una invitación para que participara en una encuesta sobre bebidas, la cual era un engaño. La mujer envió sus respuestas y con ellas, se pudieron analizar los trazos de ADN y así confirmar su parentesco con el bebé abandonado.

La policía logró detener a Warren, quien actualmente tiene 50 años, la cual confesó que en efecto, es la persona a la que estaban buscando desde hacía tiempo y por ende, fue arrestada y acusada de asesinato en segundo grado de un infante; sin embargo, horas más tarde obtuvo su libertad tras pagar una fianza de $10,000 dólares.

Aún así, la mujer enfrentará un juicio en el cual, se determinará el castigo que deberá cumplir por dicho crimen.