Cómo usar la aromaterapia para aliviar la ansiedad

Los efectos de la aromaterapia actúan sobre la ansiedad al llegar a través del sistema límbico, a la parte del cerebro donde se generan diferentes estímulos, según la planta que se esté utilizando.

Ya sea por inhalación o aplicados directamente sobre la piel, recibiremos sus importantes beneficios.
Ya sea por inhalación o aplicados directamente sobre la piel, recibiremos sus importantes beneficios.
Foto: Shutterstock

La aromaterapia es una modalidad de medina alternativa que se viene usando desde hace milenios. Varios de sus beneficios cuentan con respaldo científico, uno de ellos siendo la disminución de la ansiedad.

La aromaterapia puede aliviar la ansiedad por su incidencia sobre el sistema límbico, un área del cerebro que está conectada con el instinto, el humor y la emoción, tres elementos clave en el surgimiento de la ansiedad.

¿Cómo funciona la aromaterapia?

La aromaterapia pone el acento en el sentido del olfato. Los aromas entran por las fosas nasales y alcanzan la mucosa olfatoria, sitio en que se encuentran las células olfativas sensoriales, células de sostén y las células basales.

El moco acuoso moviliza los aromas a los cilios, que son pequeños apéndices móviles de longitud regular. Los cilios se ubican en las células, y transforman los aromas en señales químicas.

Las señales aromáticas son conducidas por células receptoras especiales hacia el sistema límbico y al hipotálamo. Casi de inmediato, gran parte de la señal olorosa alcanza la corteza cerebral y nos hace tomar conciencia del olor que percibimos.

Estas percepciones generan diferentes sensaciones en el cerebro, desde estímulos relajantes hasta disparadores de recuerdos específicos. Cabe indicar que el sistema límbico es también el lugar en que se regulan y procesan las emociones.

¿Qué son los aceites esenciales?

Conocidos también como aceites volátiles, los aceites esenciales son los componentes básicos de la aromaterapia, y suelen extraerse de una notable diversidad de plantas.

flores de lavanda
Las propiedades relajantes de la lavanda son indiscutibles. Foto: Pixabay

Los aceites esenciales más usados en la aromaterapia son los de la manzanilla, geranio, lavanda, limón, árbol de té, cedro y bergamota. Todos estos aceites son muy concentrados y volátiles, evaporándose rápidamente una vez están en contacto con el aire.

Los aceites esenciales tienen propiedades relajantes, estimulantes, equilibradoras, afrodisiacas, antidepresivos, etcétera.

Cómo aplicar los aceites esenciales

Una de las principales formas de usar los aceites esenciales de la aromaterapia es mediante una dilución en agua caliente; el vapor de agua mezclado con los aceites esenciales será así absorbido por el sistema respiratorio. Esto se conoce como inhalación, que puede ser directa o indirecta.

Otra de las maneras es a través de la piel, aplicando de manera indirecta las gotas de uno o de varios aceites esenciales combinados con aceites vehiculares según la necesidad.

De haber contacto directo, la piel puede sufrir quemaduras o irritaciones por la concentración del aceite esencial, razón por la que los aceites esenciales van acompañados de aceites vehiculares que atenúen su concentración para generar mayor seguridad a la persona.

La aromaterapia es una alternativa útil a la medicina convencional para el tratamiento de la ansiedad. Este no es el único beneficio que ofrece, sino también otros que la convierten en una modalidad de mucha utilidad para nosotros.

También te puede interesar:

La aromaterapia familiar como solución a la tensión en casa

5 plantas para decorar tu casa cuya presencia ayuda a combatir el estrés y la ansiedad