¿Funciona la aromaterapia? La ciencia responde

Expertos médicos analizan los efectos de esta terapia que cada vez tiene más adeptos

Para usar aromaterapia hay que cuidar la calidad de los aceites.
Para usar aromaterapia hay que cuidar la calidad de los aceites.
Foto: Unsplash

Para aliviar el insomnio, la ansiedad, los males crónicos, la depresión, el estrés, los trastornos respiratorios, mejorar la concentración… La aromaterapia tiene respuestas para prácticamente todas las afecciones. ¿Pero realmente funciona?

Esto es lo que la ciencia tiene que decir sobre una industria creciente que, según la empresa de inteligencia de mercados Global Market Insights, alcanzará a los 13,000 millones de dólares tan pronto como en 2024.

La aromaterapia consiste en inhalar o absorber aceites esenciales que viajan al cerebro a través de los nervios olfativos y que impactan especialmente la amígdala, el centro emocional del cerebro.

El doctor Ehsan Ali dijo a Yahoo News que la aromaterapia puede ser positiva porque los aromas agradables proporcionan bienestar mental, condición que podría ayudar a superar las dolencias físicas. Además, explica, puede ayudar a relajar los músculos.

Según un artículo publicado por la Universidad John Hopkins, la aromaterapia se ha utilizado durante siglos, pero “no hay investigación suficiente para determinar su efectividad en la salud humana”: los resultados de los ensayos en humanos son mixtos, es decir, en algunas personas funcionan, en otras no; para algunas afecciones funcionan, para otras no.

En tanto, otro artículo publicado por la Alzheimer Association consigna que inhalar un aceite esencial de grado terapéutico ayuda a reducir la presión arterial y el estrés.

Probablemente una de las razones por las que las opiniones son tan variadas sea la calidad de los aceites que se utilizan, así como el equipo con el que se evaporan. Los aceites realmente puros son más costosos, pues requieren grandes cantidades de elementos naturales como flores o hierbas para obtener apenas unas gotas. Y la misma Universidad John Hopkins desaconseja el uso de difusores domésticos, por lo que es preferible portar los aromas en accesorios como collares o llaveros, en aceites corporales o en varillas de aroma.

Algunas personas, de hecho, pueden presentar reacciones alérgicas a ciertos aromas o productos tópicos, como irritación o dermatitis. Para comprobar los beneficios de la aromaterapia lo mejor es probarlos con la guía de un experto certificado.

Los 10 aceites esenciales más populares

De acuerdo con la National Association for Holistic Aromatherapy, los aceites esenciales más populares son:

  1. Clary Sage, para relajarse y reducir el dolor.
  2. Ciprés, para aliviar dolores menstruales y musculares.
  3. Eucalipto, para activar la energía y mejorar la respiración.
  4. Hinojo, que ayuda a la digestión.
  5. Geranio, para las afecciones nerviosas o los desequilibrios hormonales.
  6. Jengibre, digestivo y antiinflamatorio.
  7. Limón, que alivia el estrés.
  8. Lavanda, para producir un efecto de tranquilidad.
  9. Neroli, para reducir la ansiedad.
  10. Pachulí, para estimular el estado de ánimo y combatir la depresión.