Brasil: rompe cúpula militar con Jair Bolsonaro

Un suceso sin precedentes en 36 años

The president of Brazil Jair Bolsonaro offers a press conference in Brasilia, Brazil, 24 April 2020. Bolsonaro disqualified his now ex-Minister of Justice Sergio Moro and denied having tried to interfere in the actions of the Federal Police, of which the former judge accused him when announcing his resignation. Moro resigned from his position this Friday after the decision of the head of state to remove Commissioner Mauricio Valeixo from the direction of the Federal Police. EFE/ Joedson Alves
The president of Brazil Jair Bolsonaro offers a press conference in Brasilia, Brazil, 24 April 2020. Bolsonaro disqualified his now ex-Minister of Justice Sergio Moro and denied having tried to interfere in the actions of the Federal Police, of which the former judge accused him when announcing his resignation. Moro resigned from his position this Friday after the decision of the head of state to remove Commissioner Mauricio Valeixo from the direction of the Federal Police. EFE/ Joedson Alves
Foto: Joedson Alves / EFE

Los dirigentes de las tres ramas de las Fuerzas Armadas brasileñas renunciaron ayer, un día después de que el Presidente Jair Bolsonaro reemplazó al Ministro de Defensa, lo que provocó preocupación de que se esté dando una reestructuración militar que sirva a los intereses del Mandatario.

Las dimisiones no tienen precedentes desde al menos el final del gobierno militar hace 36 años.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa informó la “sustitución” de los tres altos mandos sin especificar las razones. No se nombraron reemplazos.

El cambio se dio a conocer luego de que los dirigentes del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea se reunieron con el nuevo Ministro de Defensa, el general Walter Souza Braga Netto.

La presión de Bolsonaro sobre los altos funcionarios militares para que exhibieran públicamente su apoyo político quebró las relaciones y desencadenó las consecuencias esta semana, según personas familiarizadas con el asunto.

Las fuentes dijeron que los mandos ya estaban descontentos con el papel del Gobierno en la pandemia de Covid-19, que deja más de 317 mil muertes en el país.

Si bien Bolsonaro ha criticado las restricciones, el Ejército se ha tomado el brote muy en serio.

El principal funcionario de salud de la entidad indicó la semana pasada que la fuerza había logrado mantener las tasas de mortalidad por Covid-19 en 0.13 por ciento, muy por debajo del 2.5 por ciento entre la población en general.

Sigue leyendo: Hispano bajo custodia de policía de San Diego, California, murió asfixiado con mascarilla en la cárcel