Cuáles son los problemas que enfrenta IRS para enviar la ayuda de $3,000 por niño

Los pagos mensuales de entre $250 y $300 dólares son un desafío para la agencia

El envío de ayuda extra por niño está siendo un problema para IRS.
El envío de ayuda extra por niño está siendo un problema para IRS.
Foto: Colin Watts / Unsplash

El IRS está bajo presión desde diversos frentes que ponen a la agencia en aprietos: la distribución del tercer cheque de estímulo, especialmente el pago a beneficiarios de Seguro Social y veteranos, a lo que se suma la distribución del crédito fiscal por niño.

Según la ley del Plan de Rescate Estadounidense (ARP), el objetivo era enviar a partir de mediados de año, pero eso podría tardar más de lo pensado, debido a los retrasos y desafíos que enfrenta esa dependencia que lidera Charles Retting.

Bajo la norma de ayuda antre la crisis de COVID-19, las familias podrán acceder a una expansión del crédito tributario por hijos, que otorgará $3,000 anuales para niños de 6 a 17 años y $3,600 para niños menores de 6 años.

El 1 de julio sería la fecha que, según el comisionado Retting, podría comenzar a enviarse la ayuda económica.

Sin embargo, en una audiencia en el Congreso reconoció los desafíos de lanzar un portal especial para que los destinatarios puedan proporcionar su información más reciente.

Un reporte de The Washigton Post, que cita a varios expertos, advierte que el IRS está enviado señales de posibles retrasos, especialmente porque también se suma la temporada de presentación de impuestos.

“Las obligaciones de presentación de impuestos hacen que sea extraordinariamente difícil para las familias con mayor necesidad económica acceder a los programas gubernamentales”, dijo Bethany Lilly, directora de política de ingresos del grupo sin fines de lucro Arc, en un comunicado proporcionado a Power Up. “La elegibilidad no significa acceso”.

Lilly incluso advierte que hay ocho millones de personas de bajos ingresos que todavía no reciben siquiera el primer cheque de estímulo.

El Post indicó que el comisionado del IRS dijo a legisladores que es viable el pago “periódico” de la ayuda, no el envío mensual de $250 o $300 dólares, según sea el caso.

La extensión del programa para 2021 –que ya existe con menor monto– es aplicable hasta diciembre, por lo que las personas podrían recibir menos dinero del estimado.

La buena noticia es que los legisladores se han dado cuenta de que ese plan es viable de ser permanente y ayudaría a la economía en distintos frentes, asegurando el acceso a alimentación y educación a niños.

Durante las discusiones del paquete de estímulo hubo propuestas de que el plan se hicera permanente, pero no avanzaron.

“La verdadera esperanza es que estemos aprendiendo en tiempo real de los primeros seis meses de implementación de los pagos de estímulo para informar lo que esperamos sea una política permanente por la que la administración luchará en el paquete de infraestructura”, dijo una fuente del Senado al Post.