ICE compra millones de datos personales, como información de licencias de conducir

La agencia diversifica la forma en que trata de ubicar a sus objetivos bajo investigación

ICE explora nuevas formas de ubicar a personas que investiga.
ICE explora nuevas formas de ubicar a personas que investiga.
Foto: ICE

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) compró una base de datos bajo un contrato de $16.8 millones de dólares con LexisNexis.

El reporte de The Intercept surge dos años después de que esa empresa negara trabajar con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en la recolección de datos, incluida información sobre licencias de manejo que, en estados como Nueva York, puede afectar a inmigrantes indocumentados.

La información del reporte fue obtenida con base en un contrato proporcionado por la organización civil Mijente alertando nueva estrategia para deportaciones.

“El contrato muestra que LexisNexis proporcionará a los investigadores de Seguridad Nacional acceso a miles de millones de registros diferentes que contienen datos personales agregados de una amplia gama de fuentes públicas y privadas”, señala el reporte. “Incluyen historial crediticio, registros de bancarrotas, imágenes de matrículas e información de suscriptores de celulares”.

La empresa también proporcionará herramientas analíticas que pueden ayudar a la policía a encontrar en estos grandes almacenes de datos a la persona que buscan.

Se agrega que la información proviene incluso de estados o ciudades consideradas santuario, las cuales buscan proteger a los inmigrantes indocumentados. La razón es que las bases de datos fueron “privatizadas” y las reglas santuario aplican a gobiernos, principalmente.

“Es posible que (un indocumentado) se encuentre en una ciudad donde su político local esté tratando de decirle: ‘No se preocupe, usted es bienvenido aquí’, pero luego ICE puede obtener su dirección de un proveedor de datos e ir directamente a su casa e intentar deportarte”, explicó Jacinta González, directora de campo de Mijente. “Su estado podría estar dispuesto a otorgarle una licencia de conducir, pero esa información podría llegar a manos de un colector de datos”.

La medida ha provocado críticas, a pesar de que la transacción del 25 de febrero ya con administración del presidente Joe Biden, pero se desconoce si continuará esa estrategia.

LexisNexis una empresa mejor conocida por su papel como una poderosa herramienta de investigación académica y legal, pero la compañía también atiende a la lucrativa industria del “riesgo”, proporcionando, dice datos de distintos sectores.

“El acuerdo de LexisNexis ICE parece estar reemplazando a CLEAR, un servicio de la industria de riesgo operado por Thomson Reuters que ha sido crucial para los esfuerzos de deportación”, agrega el informe del portal.