Unos 25 millones de estadounidenses recibirán más dinero por cupones de alimentos a partir de este mes

A partir de ahora, los hogares que no recibieron un incremento de al menos $95 al mes de fondos de SNAP por asignaciones de emergencia serían elegibles al aumento

Algunas bodegas en Nueva York aceptan la tarjeta EBT de cupones de alimentos SNAP.
Algunas bodegas en Nueva York aceptan la tarjeta EBT de cupones de alimentos SNAP.
Foto: Mariela Lombard / EL Diario NY

Un estimado de 25 millones de estadounidenses recibirán más dinero por cupones de alimentos (SNAP) desde este mes a raíz de una actualización en las guías de distribución de la ayuda.

El incremento en los fondos es resultado de una orden ejecutiva firmada por el presidente Joe Biden que añade mil millones adicionales en dinero cada mes para el Programa de Asistencia Nutricional (SNAP).

Bajo la Administración Trump estadounidenses con los niveles más bajos de ingresos que recibían el programa de ayuda alimenticia quedaron fuera del incremento el año pasado por las provisiones establecidas bajo el Gobierno del pasado presidente Donald Trump.

A partir de ahora, con los cambios de la Administración entrante, los hogares que no recibieron un incremento de al menos $95 al mes por asignaciones de emergencia serían elegibles al aumento.

“Las personas van a tener una gran oportunidad para costear las necesidades básicas”, dijo a CNN Ellen Vollinger, directora legal de Food Research & Action Center.

La situación con los cupones de alimentos inició con la primera ley de estímulo aprobada en el Congreso federal en marzo pasado. La legislación aumentó los fondos por cupones de alimentos a la cantidad máxima de acuerdo con el tamaño de la familia. Bajo la disposición, ya se han distribuido unos $29,000 millones adicionales en dinero para alimentos.

Sin embargo, un 40% de los hogares que ya estaban recibiendo la cantidad máxima por familia no recibieron un incremento en sus pagos debido a la manera en que la Administración pasada implementó el cambio.

Según el reporte de la cadena CNN, un 40% de las familias que fueron excluidas tienen hijos, un 20% tiene un anciano y 15% incluye a un pariente discapacitado.