Cómo crear disciplina y buenos hábitos en tu hijo adolescente

Los adolescentes necesitan una guía para cultivar buenos hábitos. Poner normas y dar el ejemplo son factores claves para lograrlo, además de saber disciplinarlos para que aprendan de sus errores.

Los adolescentes necesitan encajar en grupos con sus pares. Es importante mantener buena comunicación con ellos para evitar que sigan ejemplos inapropiados.
Los adolescentes necesitan encajar en grupos con sus pares. Es importante mantener buena comunicación con ellos para evitar que sigan ejemplos inapropiados.
Foto: Shutterstock

Los adolescentes necesitan de una orientación correcta para que puedan formarse buenos hábitos y ser disciplinados. La clave está en tratarlos con respeto, ponerles normas que se adecúen a su edad, darles explicaciones cuando sea necesario y sobre todo dar el ejemplo.

Es cierto que se trata de una etapa difícil tanto para tu hijo como para ti, ya que el joven empieza a hacer cambios, y seguir modelos de conducta que encuentra entre sus pares. Esto lo hace sobre todo para encajar.

Además, es posible que tu hijo quiera comenzar a explorar ciertas cosas, y si a esto se le une la impulsividad que acompaña a esta etapa de la vida, puede hacerse un poco más difícil lograr que obedezcan. Por eso es necesario tomar cartas en el asunto.

adolescente
Imponer reglas realistas y explicar la razón de ellas es una herramienta importante para orientación de los adolescentes. Foto: Pixabay

Corrige la conducta y evita las etiquetas

Las normas sirven para incentivar patrones de comportamiento positivos y desmotivar otros que pueden ser perjudiciales. Por eso, si tu hijo no cumple las normas, no debes enfocarte en ponerle etiquetas o usar adjetivos que podrían fomentar la conducta negativa.

En vez de eso, habla sobre su comportamiento y cómo este tipo de conducta puede perjudicarle en el futuro. Si usas etiquetas como que es impulsivo o que es una persona peleona, el joven podría comenzar a justificar su conducta, haciendo más fuerte el conflicto.

Sé el modelo a seguir

Debes dar el ejemplo. Los adolescentes necesitan ser comprendidos y de alguien que lo guíe. No los juzgues por su forma de ser, pero sobre todo, si quieres inculcar valores, debes ser la primera persona en ponerlos en práctica.

Es verdad que no puedes hacer todo a la perfección, pero si les impones norma a tus hijos, debes ser la primera persona en cumplirlas.

Las normas deben ser realistas

Las normas que impongas deben ser realistas y equilibradas. Debes tener en cuenta sus propias capacidades y también su nivel de desarrollo psicológico. De lo contrario, podrá sentirse frustrado.

Esto lo llevará a romperlas y dejar de seguirlas, lo que ocasionará más problemas e incluso caer en discusiones innecesarias.

Explícale los motivos de las normas

En vez de decir frases que imponen autoridad, como “lo debes hacer porque yo lo digo”, siéntate con tu hijo y explícale, de forma calmada, los motivos por los cuales debe sujetarse a esas normas.

También es bueno decirle lo que esperas de él y también las recompensas que obtendrá si obedece. Al mismo tiempo, deja en claro cuál será el castigo si no sigue las normas que le pides.

Cumple lo que prometes

Si tu hijo hace lo que pides, sigue las normas y mantiene un buen comportamiento, debes cumplir lo que has prometido de forma inmediata. Las recompensas serán gratificantes para él y ayudará a reforzar su buena conducta.

Pero en el caso de que debas imponerle un castigo, también debes actuar pronto. De lo contrario, el joven pensará que su conducta no tendrá consecuencias.

No dudes en pedir ayuda si sientes que es necesario. Tal vez necesites asesoramiento con un psicólogo, y no debes sentir vergüenza al buscarla, es mejor eso a que la educación de tus hijos se salga de control.

También te puede interesar:

15 snacks saludables para alimentar a tus hijos en casa

Qué son las aplicaciones de control parental y cómo funcionan para proteger a tus hijos