Autoridades de NYC reprogramarán 4,000 citas que fueron suspendidas para vacunar con Johnson & Johnson

Más de 234,000 personas ya han recibido dosis de esa farmacéutica en la Gran Manzana, sin registrarse ninguna reacción adversa

En todo el estado se suspendió el uso de vacunas de Johnson & Johnson, hasta nuevo aviso.
En todo el estado se suspendió el uso de vacunas de Johnson & Johnson, hasta nuevo aviso.
Foto: TIMOTHY D. EASLEY / EFE

Como una medida de precaución, la Ciudad de Nueva York suspendió este martes de manera inmediata el uso de las vacunas contra el COVID-19 de la farmacéutica Johnson & Johnson, luego que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reportaran seis casos de mujeres en el país que registraron un tipo de coágulo sanguíneo “raro y grave”, varios días después de recibir una dosis.

Y para las más de 4,000 personas que ya tenían citas para ser inyectadas este martes, el miércoles y el resto de la semana con la vacuna de Johnson & Johnson en los centros de inmunización en los cinco condados, las autoridades de Salud aseguraron que todas serán reprogramadas y con el uso solamente de dosis de Moderna y Pfizer.

“En esta ciudad ya hemos puesto 234,000 dosis de la vacuna de Johnson & Johnson, y hasta ahora, gracias a Dios, no hemos tenido reportes de ningún coágulo sanguíneo. Pero estamos tomando esto muy en serio”, dijo el alcalde Bill de Blasio.

El mandatario municipal enfatizó que como medidas inmediatas, “aquí en la ciudad estamos poniendo una pausa a todas las vacunaciones con Johnson & Johnson. Ya cada sitio recibió esta mañana la orden de no poner más esas inyecciones, y los centros de vacunación ya están coordinando nuevas citas para los que tenían una hoy o en los próximos días”.

Y al insistir que a pesar de este ‘paso hacia atrás’ las vacunas siguen siendo la mejor arma para derrotar al COVID-19, el principal asesor de Salud del Alcalde, el Dr. Jay Varma, dijo que lo ocurrido “es una muestra de que el sistema implementado en el país está funcionando, que logra identificar cualquier evento por raro que sea con las vacunas, algo que ocurre una vez en millones de veces, y eso lo que demuestra es, no que la vacuna es riesgosa, sino cómo debe ser aplicada, tomando las mejores evidencias de que las vacunas realmente funcionan”.

El Dr. Varma insistió que, a pesar de la pausa que se decidió en la aplicación de estas vacunas mientras el Gobierno federal hace sus investigaciones, “con toda seguridad en el futuro (la J&J) seguirá siendo parte de nuestro inventario en el plan de inmunización”.

Entre tanto, el comisionado de Salud de la Ciudad, Dr. Dave Chosky, aseguró que mientras se cumple con esta suspensión del uso de la J&J, “ahora la prioridad es continuar con el esfuerzo de vacunación contra el COVID-19, como la prioridad número uno para proteger a los neoyorquinos, pero enfocándonos solo en administrar Pfizer y Moderna”.

Y para calmar cualquier temor que pueda tener alguien que ya haya recibido la dosis de J&J, De Blasio recordó: “Yo recibí esa  inyección, nuestro Comisionado de Salud recibió esa  inyección, y no tuvimos ningún problema. Seguimos creyendo en la efectividad de esa vacuna, pero claro que tomamos muy en serio cualquiera preocupación, y les aseguramos que serán investigadas”.

El Estado cambia citas para Pfizer

El comisionado de Salud del Estado, el Dr. Howard Zucker, confirmó que su agencia también ordenó a todos los centros de inmunización que son administrados por las autoridades estatales a suspender el uso de esas vacunas.

“Hoy, los CDC y la FDA emitieron una declaración recomendando una pausa en el uso de la vacuna Johnson & Johnson por precaución. El Estado de Nueva York seguirá esa recomendación y detendrá el uso de la vacuna Johnson & Johnson en todo el estado de inmediato”, indicó Zucker, agregando que mientras estas agencias de salud y seguridad evalúan los próximos pasos, “todas las citas para las vacunas Johnson & Johnson de hoy en los sitios de vacunación masiva del estado de Nueva York serán honradas con la vacuna Pfizer”.

El comisionado estatal agregó que como han dicho los CDC y la FDA, “cualquier evento adverso relacionado con la vacuna Johnson & Johnson ‘parece ser extremadamente raro’ y las personas que han recibido la vacuna J&J que desarrollen dolor de cabeza severo, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación debe comunicarse con su proveedor de atención médica”.

“Estoy en contacto constante con el Gobierno federal y actualizaremos a los neoyorquinos a medida que haya más información disponible”, finalizó Zucker.