Qué significa que la bulimia afectaría el área cerebral de la autorreflexión, según nuevo estudio

La bulimia puede afectar el área del cerebro relacionada con la autorreflexión y la capacidad de usarlo para evitar las percepciones negativas que tiene el sujeto sobre sí mismo.

Se cree que la ingesta compulsiva de alimentos se debe a que es una vía de escape a los problemas, o al menos una distracción para lidiar con ellos
Se cree que la ingesta compulsiva de alimentos se debe a que es una vía de escape a los problemas, o al menos una distracción para lidiar con ellos
Foto: Shutterstock

Un nuevo estudio ha comprobado que las mujeres que sufren de bulimia nerviosa bloquean una zona del cerebro que está relacionada con la capacidad de autorreflexión y la percepción sobre sí mismas.

La bulimia es un trastorno alimenticio y psicológico cuyos hábitos se alejan de la alimentación saludable, comiendo en exceso para luego, en un momento de arrepentimiento, expulse lo que ha comido induciéndose el vómito o consumiendo laxantes.

Para conocer las repercusiones sobre esta conducta, se realizó un estudio con personas que sufren de este trastorno usando imágenes de resonancia magnética.

bulimia
La bulimia se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva y compulsiva de alimentos. para luego expulsarlo induciéndose el vómito. Foto: Shutterstock

Lo que sucede en el cerebro

El estudio se realizó analizando la reacción de 10 mujeres sin bulimia y 10 con bulimia crónica. Todas tomaron una comida, y luego de una hora, ingresaron al escáner y se les mostró imágenes de muebles y hojas; luego se les mostró imágenes de comida.

Las imágenes de comida eran de pizzas, hamburguesas y alimentos con alto contenido de grasa y azúcar. Luego de esto, a todas se les dio un problema matemático difícil de resolver, esto con la intención de someterlas a un proceso de estrés.

Luego las volvieron a introducir en el escáner y les volvieron a mostrar las mismas imágenes de comida. Después de cada actividad en el escáner, las mujeres calificaron sus niveles de estrés y sus ganas de comer.

Resulta que en la segunda prueba, todas las mujeres experimentaron mayores niveles de estrés, y que estos se redujeron cuando vieron las imágenes de comida.

Sin embargo, aunque ambos grupos experimentaron lo mismo, en el caso de llas mujeres con bulimia, las imágenes demostraron que el flujo cerebral disminuye en una región llamada Precuneus, una región relacionada con el pensamiento del yo.

La bulimia y la autoestima

El precuneus es una región que está relacionada con la autorreflexión, la autocrítica y la meditación. Esta región cumple la función de ver los errores y los problemas personales.

Ahora bien, en el caso de las bulímicas la función cerebral cambia al disminuir el flujo hacia esta zona. Un segundo estudio con mujeres que sufrían de bulimia nerviosa comprobó los resultados del primer estudio.

Lo que los investigadores creen es que la disminución del flujo sanguíneo al precuneus en las bulímicas se debe a que el consumo de alimentos apaga, por así decirlo, el pensamiento autocrítico.

En este sentido, la comida les da algo en que concentrarse para no lidiar con sus problemas y sus propias deficiencias.

La comida: una vía de escape

Desde la psicología, se cree que la ingesta compulsiva de alimentos se debe a que es una vía de escape a los problemas, o al menos una distracción para lidiar con ellos. Este estudio, de alguna manera, comprueba esta hipótesis.

La cuestión es que la bulimia puede crear otros problemas como la diabetes. Pero los estudios ahora comprueban que también se trata de un problema neurobiológico. Sin embargo, se necesitan más estudios para ahondar más en este problema y su posible solución.

También te puede interesar:

Diabetes y bulimia, la trágica combinación que amenaza a las jóvenes inconformes con su peso

Quién puede y quién no hacer ayuno intermitente para bajar de peso