NYC enfrenta ahora el duro reto de vacunar contra el COVID-19 a quienes vacilan o desconfían de los nuevos fármacos

El 44% de los residentes de la Gran Manzana ya han recibido por lo menos una dosis. Empieza a preocupar que en algunos centros masivos las citas se quedan "frías"

NYC enfrenta ahora el duro reto de vacunar contra el COVID-19 a quienes vacilan o desconfían de los nuevos fármacos
Obtener una cita ahora no es no es tan complicado como hace unas semanas.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

A exactamente cuatro meses del inicio de la estrategia de vacunación contra el COVID-19 en Nueva York que arrancó a paso lento, con pocos grupos elegibles y apenas un fármaco disponible, algunas piedras en este camino a la inmunización ya han sido despejadas. Aunque ahora algunos indicios siguen mostrando que hay un gran obstáculo por vencer: la desconfianza y el escepticismo de un segmento de la población que vacila en acceder a la inyección.

Medios locales reportan que por ejemplo en el ‘Javits Center’ en Manhattan, el centro de vacunación más grande de la ciudad, tiene una gran cantidad de citas disponibles. Y eso es preocupante para algunos funcionarios.

El presidente del Comité de Salud del Concejo Municipal Mark Levine, precisó  en su cuenta de Twitter que se habían abierto unas 6,000 citas para la vacuna Pfizer para los mayores de 16 años. Sin embargo, hasta el jueves por la mañana, casi todas las citas permanecían sin usarse, incluidas otra 1,000 para este viernes.

“Este es el centro de vacunación más grande de Nueva York, ahora las citas se hacen en minutos. Este es un acontecimiento profundamente preocupante”, dijo el funcionario en la red social .

El concejal neoyorquino lo calificó como un “punto de inflexión” en el esfuerzo por vacunar a los residentes de la Gran Manzana.

“Después de meses de intensa competencia por las citas, los espacios ahora se están llenando mucho más lentamente. Nuestro desafío ya no es manejar la aglomeración de la demanda. Es brindar las dosis a las personas que lo necesitan y generar confianza en esta solución que salva vidas”, tuiteó Levine. .

44% vacunados en NYC

El alcalde Bill de Blasio por el contrario no interpreta la disponibilidad de citas como un problema.

“Me siento muy bien por el hecho de que hay muchas citas para las personas y son más fáciles de conseguir. Estoy mucho más feliz con la situación en la que las personas pueden obtener su vacuna rápidamente”, manifestó el Alcalde.

Hasta ahora, el 44% de las personas elegibles en la Gran Manzana han recibido al menos su primera vacuna.

En este punto, con el número de personas ya inmunizadas, la Ciudad se enfrenta ahora al desafío de llegar a las personas que no pudieron dedicar tiempo y recursos a recibir la vacuna, pero lo más complicado a las que dudan o simplemente no están ansiosas por vacunarse.

Con la expansión en la elegibilidad a la vacuna, ahora el reto es llegar a quienes desconfían de los fármacos. (foto: F. Martínez)

El efecto ‘J&J’

Pero ahora se suma otro problema. Aunque la ruta de la inmunidad colectiva a través de la vacunación es interpretada por las autoridades de Salud de la Ciudad y del Estado como el arma más importante en la lucha contra la pandemia y la recuperación económica, persiste la resistencia de muchos de acceder al fármaco, lo que podría haber empeorado con lo ocurrido con las vacunas de Jhonson & Jhonson.

El discurso ‘antivacuna’ en las últimas semanas se encontró con una situación que podría estar dando más ‘baterías’ a esa postura: la pausa de la distribución de la dosis única de Jhonson & Jhonson (J&J) por parte del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ante reportes de coágulos en seis mujeres de las cuales una murió.

El concejal Levine calificó este hecho como “un gran golpe” al esfuerzo de vacunación, particularmente en la búsqueda de la equidad de la vacuna.

“El momento de esta interrupción es particularmente desafortunado, en un momento en que la vacunación está pasando de aquellos que han estado motivados para encontrar una cita en la web, a aquellos a los que la Ciudad tiene que esforzarse más para llegar”, dijo Levine en un comunicado.

En ese tránsito se encuentra la docente colombiana Maritza Robles, de 45 años, residente de Queens, quien asegura que si tenía dudas en estos productos farmacéuticos que “salieron tan rápido”, ahora refuerza su tesis de no inyectarse.

“Esto que pasó es una prueba muy clara que apenas están experimentando con nosotros”, acotó.

En la acera del frente de esta posición, se encuentra el puertorriqueño José Verde, de 55 años, quien contó que se inoculó con la dosis única de J&J hace un mes y sintió los “efectos normales” de cualquier vacuna.

“Hay gente que se toma una aspirina y se muere. Yo me preguntó cuántas personas se han puesto esa vacuna y cuántas han tenido efectos terribles. ¡Nada!”.

El comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH), Dr. Dave Chokshi, reiteró que las vacunas Pfizer y Moderna continuarían distribuyéndose por la ciudad mientras la vacuna J&J continúa con su “pausa”

“La estrategia de vacunación está funcionando exactamente como debería. Y las acciones que tomamos localmente reflejan la seriedad con la que interpretamos las señales de nuestros sistemas de alerta”, agregó.

De acuerdo con el doctor de la Ciudad con las revisiones y la creación de nuevos centros de vacunación, el 99% de los neoyorquinos viven a una milla de un sitio de inoculación.

Eleazar Bueno de la Junta Comunitaria 12 del Alto Manhattan valora que ahora todo es más sencillo.(Foto: F. Martínez)

“Ahora todo es más fácil”

 Los cambios en los planes de vacunación, en comparación a su arranque hace 16 semanas, son palpables en las comunidades.

“Si tenemos que hablar de la facilidad con la cual los residentes de la Gran Manzana acceden a la vacuna, no hay que razonar mucho para argumentar que se ha avanzado mucho. A principio de año, estaba muy lejos de los vecindarios más pobres. Era todo muy complicado. Ahora, hay varias rutas, para la mayoría de los neoyorquinos”, explicó Eleazar Bueno presidente de la junta comunitaria 12 del Alto Manhattan.

Hoy en Nueva York todas las personas mayores de 16 años son elegibles para inocularse, los mayores de 75 años no necesitan cita en algunos centros dispuestos y cada vez más los fármacos están más accesibles a vecindarios de mayorías hispanas, a proyectos de vivienda pública y comunidades vulnerables.

La activista Aida Illescas de la Alianza Ecuatoriana Internacional da fe que para comunidades como Corona, en Queens, de manera paulatina, la acción de las autoridades de Salud para llegar con las inyecciones a estas comunidades se ha ido extendiendo.

“Hace unos meses hasta una prueba de COVID-19 era algo muy complicado. Ahora en la avenida Rooselvet hay varios puntos gratuitos. La vacuna ahora va llegando poco a poco. Sí podemos asegurar que ha existido un acercamiento por parte de la Ciudad con las organizaciones de base para distribuirla. Si lo comparamos con nuestros países, aquí la vacuna avanza.  Sin importar estatus migratorio o seguro médico. Es un privilegio”, consideró la ecuatoriana.

Para la trabajadora de restaurantes Yadira Rosario “la vacuna permitrá a NY levantarse”. (Foto: F. Martínez)

¡Vamos a vacunarnos!

La inmigrante quisqueyana Yadira Rosario, de 40 años, ya se vacunó. Como trabajadora de una de las industrias que más ha sido castigada por la recesión económica causada por la pandemia “apuesta todo” a que con la prevención y con la inmunización colectiva la ciudad vuelva a conectarse con su vitalidad económica.

“Yo respeto la decisión de cada quien. Pero creo que la vacuna es la fórmula para que salgamos adelante. Cada quien está poniendo de su parte. Aquí se cuidan todos los detalles para proteger a los clientes, para protegernos nosotros. Es un gran avance que luego de un año de la pandemia tengamos ya una gran solución a la vista”, reaccionó Yadira quien trabaja en un restaurante de comida cubana en Washington Heights.

La isleña trabaja en medio de viniles de seguridad que garantiza la protección entre los clientes, mide la temperatura, apunta el teléfono de cada cliente, en medio de la nueva rutina que miles de comederos de la Gran Manzana están cumpliendo para garantizar que el fantasma del cierre económico no aparezca en el perfil de la ciudad.

“Con todo lo que hacemos, más la vacuna, creo que vamos a ir pa’ lante”, calcula la inmigrante de El Cibao.

Así va la vacuna en NYC:

  • 5,503,420 personas han sido inmunizadas al menos con una dosis en los cinco condados de la Gran Manzana de acuerdo con datos compartidos por DOHMH.
  • 6,312,815 dosis han sido enviadas hasta ahora a la ciudad de Nueva York.
  • 20% del total de inmunizados se identifica como hispano, 13% como afroamericano y 20% como asiático.
  • 35% de los residentes de NYC que ha recibido alguna inyección son blancos.
  • 18% de los mayores de 65 años vacunados se identifica como hispano.
  • 38% es la tasa de vacunación en El Bronx significando el nivel más bajo en los cinco condados, seguido por Brooklyn (40%) y Queens (46%)
  • 55% de grupos elegibles en Manhattan ya han recibido al menos una dosis.

¿Cómo y dónde conseguir una cita?

  • Todas las personas elegibles a ser vacunados en NYC tienen dos formas para saber cómo y dónde vacunarse, y hacer una cita: la línea telefónica 877-VAX-4NYC y la página de internet nyc.gov/vaccinefinder
  • En el estado de Nueva York, puede usar la aplicación “¿Soy elegible” y https://am-i-eligible.covid19vaccine.health.ny.gov/ para verificar su elegibilidad y horario.
  • El Estado de Nueva York también tiene una línea directa de vacunación a la que puede llamar para programar una vacuna: 1-833-NYS-4VAX (1-833-697-4829).
  • Los neoyorquinos mayores de 75 años más su acompañante pueden vacunarse juntos sin en sitios de vacunación masiva 24/7 operados por ‘NYC Test & Trace Corps’ en Brooklyn Army Terminal , Bathgate y Citi Field. Estos tres sitios están abiertos las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • Si tienes un vecino o un conocido que es adulto mayor que podría tener problemas de movilidad u otras dificultades para inmunizarse llama al 311 o al 212-Aging-NYC (212-244-6469) que es la Oficina de Adultos Mayores de la Ciudad de Nueva York.
  • Consulte TurboVax.info: este sitio web fue creado para mostrar automáticamente cuando hay nuevas citas disponibles, utilizando un bot para rastrear sitios web de vacunas administrados por la ciudad y el estado. Está emparejado con una cuenta de Twitter que tuitea con frecuencia nuevos lotes de citas y proporciona actualizaciones sobre la operación.