Cómo utilizar el aceite de coco para bajar de peso

El aceite de coco es una magnífica adición dietética para bajar de peso. Brilla por su poder saciante, es un magnífico supresor del apetito y un poderoso antioxidante que acelera el metabolismo y combate la inflamación que se asocia con el sobrepeso

Cómo utilizar el aceite de coco para bajar de peso
El aceite de coco es un gran aliado para combatir la acumulación de grasa, gracias a su contenido en triglicéridos de cadena media.
Foto: Imagen de moho01 en Pixabay / Pixabay

Los numerosos beneficios del aceite de coco no son novedad. En los últimos meses las tendencias de nutrición mucho han hablado sobre sus bondades para acelerar la pérdida de peso, lo cierto es que en algún momento fue un producto que causó mucha controversia por su contenido en grasas saturadas. La buena noticia es que hoy en día sabemos que el aceite de coco es una opción recomendada por nutricionistas, siempre que se use con moderación y como parte de una dieta equilibrada. De hecho cuando se trata de perder peso, el aceite de coco es único en comparación con otros aceites de cocina. Sus componentes tienen la increíble capacidad de prevenir la acumulación de grasa, estimular el metabolismo y controlar el hambre.

Se cuenta con numerosas referencias científicas en las cuales se avalan los beneficios del aceite de coco. Una de las más contundentes es el trabajo de investigación realizado por Bruce Fife publicado en su libro The Coconut Miracle, en el cual afirma que el aceite de coco tiene el poder de mantener la tasa metabólica elevada durante 24 horas en el momento del consumo, lo que permite una mayor quema de grasa y una tasa de energía elevada.

 Lo cierto es que cada vez más personas están interesadas en utilizar al aceite de coco como une buena herramienta para adelgazar, por ejemplo es uno de los ingredientes más recomendados en la dieta cetogénica y la principal razón son sus beneficios para activar la cetosis. Contiene grasas llamadas triglicéridos de cadena media (MCT), a diferencia de la mayoría de las grasas, los MCT se absorben rápidamente y se van directamente al hígado, donde pueden usarse inmediatamente para obtener energía o convertirse en cetonas. Cabe mencionar que aunque el aceite de coco contiene cuatro tipos de MCT y alrededor del 50% de su grasa proviene del tipo conocido como ácido láurico. Se cuenta con un estudio en el cual se comprobó que las fuentes de grasa con un mayor porcentaje de ácido láurico pueden producir un nivel más sostenido de cetosis y con ello su consumo se asocia con beneficios para acelerar el metabolismo, combatir la inflamación y mejora ciertas condiciones digestivas. 

Además el aceite de coco virgen es un alimento repleto de antioxidantes que protege al organismo en contra de los radicales libres y con ello minimiza el riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes y afecciones cardiovasculares. Además su contenido en nutrientes esenciales lo vuelve un gran aliado para fortalecer al sistema inmunológico. También al ser un aceite vegetal es de gran ayuda para regular el colesterol alto.

La buena noticia es que contemplar el uso de aceite de coco es igual de fácil que cualquier otro aceite de cocina ¿La regla de oro?  Apuesta por las versiones de aceite de coco virgen y ecológicas, que se caracterizan por su composición de 99.9% de ácidos grasos. Con base en ello recopilamos 4 de las mejores formas para integrar el consumo de aceite de coco en tu dieta diaria y bajar de peso mucho más rápido ¡Toma nota!

¿Cómo bajar de peso con aceite de coco?

1. Come una cucharada al día

Lo más importante a tener en cuenta cuando se trata de aceite de coco es la moderación. Si bien es cierto que el aceite de coco ayuda a controlar el apetito, eso no quiere decir que el aceite de coco no tenga calorías propias como cualquier otro aceite, además el aceite de coco contiene grasas saturadas. Una buena recomendación de los nutricionistas es iniciar el día con una cucharada en ayuno, es una magnífica alternativa para empezar la jornada con mucha energía y es un buen remedio para combatir cualquier afección estomacal. Además es perfecto para aumentar el rendimiento deportivo y con ello se aumenta la quema de calorías desde muy temprano y se mantiene a lo largo del día. 

2. Agrega en el té o café de la mañana

No existe una forma más sencilla y deliciosa de utilizar el aceite de coco. Lo único que tendrás que hacer es agregar una cucharada en el té o café de mañana, si bien el aceite de coco virgen es inicialmente sólido se derrite fácilmente en las bebidas matutinas calientes. Lo mejor de todo es que es una magnífica recomendación para consumir menos calorías a lo largo del día y esto se relaciona directamente con su inmenso potencial saciante. 

3. Reemplaza el uso de aceites de cocina con aceite de coco

Para muchas personas resulta algo intenso comer una cucharada directa de aceite de coco y no les agrada la textura que aporta en el café o té y es completamente válido. Lo bueno es que el aceite de coco se caracteriza por su inmensa versatilidad, de hecho su composición y rico sabor hace que sea muy amigable utilizarlo en la rutina diaria. Nada mejor que utilizarlo como aceite de cocina, es ideal para reemplazar a la mantequilla o el aceite de oliva.  Apuesta por integrarlo en tus recetas favoritas: vegetales salteados, pescados, carnes, untado en pan, en batidos, avena, pastas y va de maravilla en licuados.

4. Consume una cucharadita 20 minutos antes de la hora de comer

Una de las más grandes cualidades del aceite de coco y la pérdida de peso, es que se trata de un inhibidor natural del apetito y de hecho es algo que no sucede mucho con otros aceites de cocina ¿La razón? El aceite de coco es lo que los científicos llaman un “triglicérido de cadena media” y la presencia de este tipo particular de ácido graso no solo disminuye la acumulación de grasa corporal, sino que actúa como un supresor del apetito al aumentar la sensación de saciedad. De tal modo que los nutricionistas recomiendan bajo el marco de una alimentación equilibrada y con un adecuado conteo de calorías, adquirir el hábito de comer una cucharadita de aceite de coco virgen antes de comer. No solo es una de las formas más inmediatas de utilizar el aceite de coco para bajar de peso, es ideal para controlar la ansiedad por comer. 

Te puede interesar: