Biden está rezando por el veredicto “correcto” en juicio por asesinato de George Floyd en Minneapolis

El presidente de EE.UU. este lunes habló por teléfono con la familia del afroamericano George Floyd, cuya muerte en mayo de 2020 dio la vuelta al mundo a raíz de un video que mostraba cómo el exoficial de Derek Chauvin lo sometía por el cuello

Biden está rezando por el veredicto “correcto” en juicio por asesinato de George Floyd en Minneapolis
El presidente de EE.UU. Joe Biden en la Oficina Oval de la Casa Blanca este martes.
Foto: Doug Mills / EFE

WASHINGTON – El presidente Joe Biden dijo este martes que espera que el veredicto sea el “correcto” en el juicio por la muerte del afroamericano George Floyd, mientras el jurado deliberaba sobre la posible culpabilidad del expolicía Derek Chauvin.

En sus palabras a la prensa en el Despacho Oval, Biden hizo sus declaraciones más claras hasta ahora sobre el proceso contra Chauvin, y aseguró había esperado a pronunciarse hasta que el jurado estuviera “aislado” y deliberando sobre el caso.

“Estoy rezando para que el veredicto sea el correcto. En mi opinión, es abrumador”, dijo el presidente, sin aclarar si se refería a las pruebas contra Chauvin o al caso en sí.

Biden llamó a la familia de George Floyd

Biden recordó que este lunes habló por teléfono con la familia de Floyd, cuya muerte en mayo de 2020 dio la vuelta al mundo gracias a un vídeo que mostraba cómo Chauvin le presionaba el cuello con su rodilla durante más de 9 minutos.

Añadió que no puede ni “imaginar la presión y la ansiedad que sienten” los familiares de Floyd, y subrayó que ellos “están pidiendo que haya paz y tranquilidad, sea cual sea el veredicto”.

El hermano menor de Floyd, Philonise Floyd, dijo a la cadena de televisión NBC que agradecía la llamada de Biden, porque “sabe lo que es perder a un miembro de la familia y conoce el proceso” por el que están pasando.

Philonise se refería al hecho de que Biden perdió, cuando tenía 29 años, a su primera mujer, Neilia, y su hija, Naomi, en un accidente, además de a otro de sus hijos, Beau, en 2015, por culpa de un cáncer cerebral.

“Nos estaba haciendo saber que estaba orando por nosotros, con la esperanza de que todo saliera bien”, agregó el hermano de Floyd.

El jurado del juicio está aislado desde el lunes en un hotel de Minneapolis y debe decidir por unanimidad si Chauvin es culpable o no de los tres cargos que enfrenta.

Esos cargos son el de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

La recta final de este juicio llega en un contexto de creciente tensión en el país tras la muerte por disparos de policías del afroamericano Daunte Wright, de 20 años, en Brooklyn Center (Minnesota) y de Adam Toledo, de 13 años, en Chicago, ocurridos ambos en las últimas semanas.

Te puede interesar: