Impactantes imágenes de los crematorios en las calles de India por coronavirus

Los crematorios no se dan abasto para realizar el trabajo y no cuentan con los insumos necesarios para poder hacerlo; además, los costos del servicio se han incrementado considerablemente

Impactantes imágenes de los crematorios en las calles de India por coronavirus
En tan solo un día se han registrado 2,000 decesos.
Foto: EFE

India se ha convertido en el segundo país más afectado por el coronavirus, después de Estados Unidos, al sumar más de 2,000 muertos y cerca de 300,000 nuevos casos en las últimas 24 horas, lo cual ha traído saturación en hospitales, falta de medicamentos, de oxígeno e incluso, los crematorios se encuentran totalmente rebasados.

India es el segundo país más poblado del planeta al tener 1,300 millones de habitantes, acumula desde el inicio de la pandemia 15,6 millones de contagios y 182,000 muertos.

El primer ministro Narendra Modi, en un mensaje televisado, reconoció que India libraba “una vez más una gran batalla”.

“La situación estaba bajo control hace unas semanas y la segunda ola llegó como un huracán”, indicó Modi.

Según las autoridades de salud, este recrudecimiento de la pandemia se debe, en particular, a una “doble mutación” del virus registrada en este país.

En medio de esta complicada situación, diversos medios internacionales han difundido desoladoras y tristes escenas que a diario se repiten en calles de la India y que por las redes sociales se volvieron virales.

Cientos de familias han tenido que improvisar crematorios en sitios públicos, al aire libre, debido a la falta de dinero y por que estos sitios establecidos se encuentran rebasados con tan altos números de decesos por COVID-19.

Además, se suman las denuncias de familias que han perdido a seres queridos por el coronavirus, quienes afirman que para esta práctica les piden hasta $100 dólares, una tarifa 20 veces mayor a la normal.

En una nota publicada por La Vanguardia se recoge el testimonio de un hombre, quien afirmó que luego de pagar la exorbitante suma, la funeraria le comunicó que se habían quedado sin madera y que ellos mismos debían conseguirla y llevarla para poder realizar el procedimiento.