Por qué el COVID retrasa la lucha contra la tuberculosis

Debido a la pandemia provocada por la Covid-19 la enfermedad por tuberculosis se ha visto en aumento y la lucha por combatirla se ha retrasado ya que toda la atención está puesta en el coronavirus

Por qué el COVID retrasa la lucha contra la tuberculosis
La similitud en los síntomas y formas de contagio de la tuberculosis y COVID-19, pueden llevar a confundir los diagnósticos.
Foto: Shutterstock

Los esfuerzos por combatir la pandemia causada por la Covid-19 ha hecho que se descuide otra enfermedad pulmonar que también es mortal: la tuberculosis. La disminución de recursos hace difícil el seguimiento a nuevos casos y atender los programas de investigación.

Una enfermedad parecida al Covid

La tuberculosis es una enfermedad que está lejos de ser erradicada. De hecho, es una de las principales causas de muerte por enfermedades infecciosas. De acuerdo a la OMS, es una enfermedad provocada por una bacteria que afecta, principalmente, a los pulmones.

La transmisión de la tuberculosis es de individuo a individuo por medio del aire. En este sentido, una persona que la padezca puede contagiar a otros cuando tose, estornuda o escupe, ya que expulsa gérmenes tuberculosos al aire, según un artículo publicado en EFE Salud.

En este sentido, se puede decir que ambas enfermedades son parecidas en cuanto a contagio, solo que la Covid-19 se propaga con mucha más rapidez.

La cuestión es que, al ser semejantes en cuanto al manejo clínico, ambas enfermedades pueden coexistir y serán difíciles de diferenciar porque ambas comparten síntomas comunes como la tos, la fiebre y la disnea.

examen médico
Los recursos destinados a seguimiento y diagnóstico de la tuberculosis, han sido destinados a atender la emergencia por el coronavirus. Foto: Shutterstock

Cómo afecta la pandemia la atención de la tuberculosis

“La inversión, el seguimiento y el diagnóstico de la tuberculosis se han visto mermados”, según la SEPAR, debido a que todos los esfuerzos y recursos están destinados, en estos momentos, a atender la emergencia causada por el coronavirus.

Los especialistas calculan que el retroceso causado por esta pandemia con respecto a la tuberculosis es de unos 5 años. De hecho, se estima que la disminución de la detección a nivel mundial de la tuberculosis en un lapso comprendido de tres meses pudiera llevar a un incremento de 13% de muertes causadas por esta enfermedad.

Lo que arrojan las estadísticas

En el transcurso del 2019 hubo unas 10 millones de personas que contrajeron tuberculosis en todo el mundo, de acuerdo a un informe presentado en la OMS.

Según este informe, el 5% de los infectados mayores de 15 años fueron hombres, mientras que el 32% fueron mujeres.

Las personas más vulnerables a contraer esta enfermedad son aquellas que tienen una enfermedad infecciosa, como el VIH, quienes sufren de alguna enfermedad pulmonar y quienes tienen afectado el sistema inmune.

La comunidad médica se muestra preocupada debido al repunte de los casos de tuberculosis y al retroceso que representa dejar a un lado los esfuerzos por controlar esta enfermedad para controlar la pandemia.

Es verdad que la situación actual es difícil, pero no se deben descuidar otras enfermedades que también causan estragos en la población, entre ellas el VIH, la tuberculosis y otras enfermedades severas.

De todos modos, para evitar cualquier tipo de contagio lo más recomendable es seguir usando la mascarilla, continuar con el lavado de manos y mantener el distanciamiento social.

También te puede interesar:

Las otras terribles enfermedades que se extienden por el mundo a causa de la crisis por el coronavirus

Las 3 enfermedades infecciosas milenarias que siguen afectando a América Latina