El azúcar, lo peor que puedes comer si sufres de caída de cabello, alopecia o pelo demasiado fino

La caída del cabello puede deberse a tus hábitos alimenticios; probablemente estas excediendo tu consumo de azúcar y consumiendo pocos de los nutrientes que necesita tu cabello para mantenerse saludable

El azúcar, lo peor que puedes comer si sufres de caída de cabello, alopecia o pelo demasiado fino
Una alimentación con alto contenido de azúcar agregado puede afectar la salud de todo tu cuerpo, incluso la de tu cabello.
Foto: Lisa Fotios / Pexels

La caída del cabello puede deberse a distintas causas. Uno de los factores comunes de la pérdida de cabello es la genética, también puede deberse a cambios hormonales, infecciones en el cuero cabelludo, un choque físico o emocional, tratamientos médicos, pero también puede deberse a tus hábitos alimenticios. Si tienes un alto consumo de azúcar esta podría ser la causa de tu cabello debilitado.

El alto consumo de azúcar agregado favorece la obesidad, aumenta el riesgo de presión arterial alta, colesterol alto, diabetes e inflamación en el cuerpo según explica la Asociación Estadounidense del Corazón. Además, también puede tener un impacto negativo en el cabello, provocando que se debilite y se caiga.

Limitar los refrescos y otros alimentos que más azucar agregan a tu dieta puede beneficiar tu cabello y salud en general.

¿Cómo afecta el consumo de azúcar a tu cabello?

Caída de cabello
Foto: Shuterstock

El Dr. Anthony Farole, cirujano cosmético facial líder en la región del Gran Filadelfia señala en su sitio que la investigación sugiere que el consumo elevado de azúcar es un factor principal en el desarrollo de resistencia a la insulina. A su vez se ha encontrado que las mujeres con alta resistencia a la insulina corren un mayor riesgo de alopecia.

Healthline explica que las personas con diabetes tienen más probabilidades de alopecia areata. Con la alopecia, el sistema inmunológico ataca los folículos pilosos, lo que genera parches de caída del cabello en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

La diabetes en sí misma puede provocar la caída del cabello. También se puede perder cabello como efecto secundario del estrés por vivir con una enfermedad crónica como las causadas por el alto consumo de azúcar o por los medicamentos con los que se tratan.

Lo que consumimos puede afectar los niveles hormonales y una ingesta alta de azúcar, sustancias químicas y carbohidratos puede provocar un desequilibrio hormonal. La DHT es una hormona que contribuye a la caída del cabello tanto en hombres como en mujeres. Los altos niveles de DHT pueden encoger los folículos pilosos y acortar el ciclo se crecimiento, hace que el cabello crezca más delgado y quebradizo, además de que se caiga más rápido.

Alimentación y caída del cabello

Una razón más para evitar los alimentos y bebidas con alto contenido en azúcar es que generalmente no tienen un buen valor nutritivo. El cabello necesita de proteínas, vitaminas y minerales para su crecimiento y mantenerse saludable, entre ellas las vitaminas B como la biotina, vitaminas E, C, D, hierro y zinc.

Dieta de choque

Seguir una dieta altamente restrictiva con una alimentación pobre y poco equilibrada que no llegue a nutrir adecuadamente el pelo puede provocar problemas de caída que se denominan efluvio telógeno.

Hay otras maneras en las que tu dieta puede contribuir a la caída del cabello, como las altas cantidades de algunas vitaminas y minerales.

Vitamina A

WebMD señala que obtener demasiada vitamina A (generalmente de suplementos o ciertos medicamentos) puede causar pérdida de cabello además de mareos. La Oficina de Suplementos Dietéticos de los NIH también indica que puede provocar náuseas, dolores de cabeza, coma e incluso la muerte. Las mujeres que podrían estar embarazadas no deben tomar altas dosis de suplementos de vitamina A.

La hipervitaminosis A puede deberse a una ingesta dietética excesiva. El hígado de res, el “multivitamínico de la naturaleza” es el alimento más rico en vitamina A, tan solo 3 onzas de hígado frito aportan 7 veces la vitamina A recomendada al día, por ello es un alimento que debe comerse con moderación.

Selenio

Al igual que con la vitamina A, consumir demasiado selenio puede causar problemas de salud, incluida la caída del cabello. La mayoría de los casos de toxicidad por selenio ocurren en personas que han consumido suplementos de selenio. Pero también hay alimentos que tienen grandes cantidades de este nutriente. Tan solo una onza de nueces de Brasil (6 a 8 nueces) aporta 544 mcg, que equivale al 989% de lo que se recomienda al día.

Una dieta equilibrada y saludable proporcionará los nutrientes necesarios para promover el crecimiento del cabello y prevenir el adelgazamiento.

Te puede interesar: