Temporada de mangos: Descubre su inmenso poder medicinal y prácticas ideas para disfrutarlos

Los mangos son un tesoro terrenal, están repletos de antioxidantes y nutrientes esenciales que benefician la salud. Son la perfecta adición dietética para la temporada de calor, su consumo beneficia la salud digestiva, cardiaca e inmunológica

Temporada de mangos: Descubre su inmenso poder medicinal y prácticas ideas para disfrutarlos
Los mangos son una fruta amigable con la diabetes, además benefician la pérdida de peso gracias a su contenido en fibra y gran potencial saciante.
Foto: unsplash

Más atractivo imposible, el mango llega a deleitarnos un poco antes del inicio de la primavera y hasta inicios del mes de septiembre. Es difícil resistirse a las delicias del mango que brilla por sus propiedades nutricionales y medicinales. De manera específica se sabe que es una poderosa fruta con un gran poder antioxidante, ya que posee cantidades significativas de los tres nutrientes antirradicales libres más importantes: vitaminas C, E y betacarotenos. El suculento mango es el fruto del árbol Mangifera indica, que pertenece a la misma familia botánica que el anacardo y el pistacho, es originario de la región a los pies de los Himalayas, situada en el noroeste de la India. Lo cierto es que se trata de una fruta que encontró tierra fértil en todo el sudeste asiático, donde se cultiva desde hace más de 4.000 años. Lo demás es historia ya que su cultivo y consumo se ha extendido a todas las zonas cálidas del planeta de la mano de monjes budistas y de comerciantes persas, portugueses, españoles e ingleses. Son considerados la fruta nacional de la India. 

Sobre la composición nutricional del mango:

Vale la pena mencionar que dentro de los poderosos antioxidantes que contienen los mangos, llama la atención su contenido en quercetina, fisetina, isoquercitrina, astragalina, ácido gálico y galato de metilo. Todas estas propiedades protegen al organismo frente al cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de próstata y leucemia. Además el mango se destaca por su alto contenido en vitaminas C y A, en tan solo una pieza de mango de 200 gramos obtendremos la cantidad diaria recomendada de vitamina C (60 mg) y el 60% del valor diario recomendado de vitamina A, en forma de valiosos betacarotenos. De hecho el mango es una de las fuentes más importantes de este nutriente. También el mango es una magnífica fuente de vitamina E, uno de los antioxidantes y protectores cardíacos más eficaces, que suele encontrarse principalmente en alimentos grasos, por lo tanto obtenerla a través de una fruta es una magnífica adición: una pieza de 200 gramos aporta 2.3 gramos, lo equivalente al 23% de la cantidad diaria recomendada. 

Otra de las grandes genialidades de la composición de los mangos es su extraordinaria riqueza mineral, llama la atención su contenido en magnesio y potasio. En ambos casos una pieza mediana de mango aporta el 10% de las necesidades diarias. El mango también aporta sustancias de grandes efectos beneficios para la salud como es el caso del ácido tartárico y málico, que brillan por sus propiedades depurativas. Tienen la peculiaridad de contrarrestar el efecto de los residuos metabólicos de naturaleza ácida.

¿Cómo beneficia el mango la salud?

La peculiar composición del mango hace que sea un gran aliado contra las enfermedades degenerativas, especialmente los trastornos cardíacos, el cáncer y la diabetes. Lo mejor de todo es que a pesar de su sabor dulce es una fruta baja en hidratos de carbono y calorías: 100 gramos aportan 65 calorías y una buena dosis de fibra. 

– Los mangos son un gran aliado para mantener en buen equilibrio los altos niveles de colesterol. Lo cual se relaciona con su alto contenido en vitamina C, fibra y pectina.

– Gracias a su contenido en betacarotenos, son un buen aliado para proteger la piel, los ojos, las mucosas y el corazón, de la acción de los radicales libres. 

– Ayudan a regular la diabetes. El mango es una fruta de bajo índice glucémico, por lo tanto es una fruta que no aumenta el nivel de azúcar en la sangre. 

– Alcaliniza al organismo. Gracias a su contenido en ácido tartárico y málico y contienen trazas de ácido cítrico, ayuda a mantener la reserva alcalina de nuestro cuerpo.

– Protege al sistema músculo-esquelético. Gracias a su poderosa combinación de magnesio y potasio, además previenen la osteoporosis y los calambres musculares. Asimismo estos minerales participan en el control de la presión arterial, favorecen la eliminación de líquidos y el buen funcionamiento de los riñones.

– Favorecen la asimilación de nutrientes. Gracias a sus enzimas digestivas que propician la asimilación de los macronutrientes y lo hacen una fruta fácil de digerir, es bien sabido que son un gran aliado para purificar el estómago y los intestinos.

– Estimulan las defensas. Su riqueza en nutrientes esenciales como son los minerales, vitaminas y  antioxidantes, junto con los compuestos fenólicos, fortalecen al sistema inmunitario y son de gran ayuda en la prevención de enfermedades e infecciones.

– Alto contenido en fibra. El mango contiene una dosis significativa de fibra, que se asocia con grandes propiedades digestivas, que combaten el estreñimiento y diversas afecciones estomacales. Además es un gran aliado para estimular la pérdida de peso y combatir los antojos por alimentos dulces.

El mango en la cocina:

Sin lugar a dudas una de las grandes virtudes del mango se encuentra en su inmensa versatilidad, que nos permite integrarlo en todo tipo de recetas ideales para disfrutar en el verano y en todo tipo de platillos tanto dulces como salados. Algunas ideas para integrarlo en tu alimentación de manera más creativa son:

– Jugos y licuados. Añadir mango en tus bebidas cotidianas, será la adición perfecta para aumentar su aporte en nutrientes, brinda un dulzor natural único y una grandiosa consistencia.

– Postres y avena. El mango aporta el sabor perfecto para llenar de dulzura todo tipo de recetas dulces como son el flan, natillas, gelatinas, helados, sorbetes y bizocochos. También va de maravilla en la avena de la mañana, acompaña con un poco de yogurt griego y frutos secos ¡El desayuno perfecto!

– Arroces, ensaladas y ceviches. El mango aporta un magnífico toque creativo en arroces, ensaladas y ceviches, les confiere un delicioso sabor ácido muy fresco. Ideal para crear recetas con un toque original y tropical, agrega otros ingredientes como frutos secos y coco ¡Le van de maravilla!

– Mermeladas. El mango es un ingrediente ideal para elaborar mermeladas y jaleas caseras, además se presta perfecto para crear todo tipo de combinaciones; apuesta por mezclar con especias y frutas cítricas.

Te puede interesar: