Trump seguirá fuera de Facebook: ratifican prohibición impuesta tras la toma mortal del Congreso

Pero la Junta determinó que la red social debe reevaluar en 6 meses la sanción que decretó "indefinidamente"

Motín en el Congreso: 6 de enero 2021.
Motín en el Congreso: 6 de enero 2021.
Foto: Brent Stirton / Getty Images

El ex presidente Donald Trump no podrá volver a Facebook, por ahora, luego de que la Junta de Supervisión casi independiente de la red social votó a favor de mantener su prohibición de la plataforma.

Su cuenta fue originalmente suspendida hace cuatro meses por supuestamente incitar a la violencia que condujo al mortal motín del 6 de enero en el Capitolio. Pero mientras mantuvo la suspensión, la Junta culpó a Facebook por la forma en que tomó esa decisión, acotó NBC News.

Desde el día después de la invasión del Congreso Nacional por extremistas que negaban la victoria electoral de Joe Biden, las cuentas de redes sociales del entonces presidente Trump han estado en silencio, especialmente su favorita, Twitter, al ser acusado de incitar a la violencia usando las plataformas como megáfonos en línea.

La Junta de Supervisión casi independiente de la compañía anunció su fallo alrededor de las 9 a.m. de esta mañana, criticando la forma como se impuso la medida ahora ratificada. “No fue apropiado que Facebook impusiese la pena indeterminada y sin estándares de suspensión indefinida”, dijo.

La Junta dice que Facebook tiene seis meses para reexaminar la “pena arbitraria” que impuso el 7 de enero y decidir sobre otra opción que refleje la “gravedad de la violación y la perspectiva de daño futuro”. Esa nueva sanción debe ser “clara, necesaria y proporcionada” y consistente con las reglas de Facebook para violaciones graves.

El panel compuesto por unas 20 personas, incluyendo académicos y líderes políticos, agregó que si Facebook decide restaurar las cuentas de Trump, la compañía debe estar en capacidad de poder responder de inmediato si ocurren más violaciones. Trump, quien también ha sido expulsado permanentemente de Twitter, al momento no ha expresado comentarios sobre la ratificación de hoy.

Políticos, expertos en libertad de expresión y activistas de todo el mundo estaban siguiendo de cerca la decisión de hoy, por sus implicaciones no sólo para Trump, sino también para las empresas de tecnología, líderes mundiales y personas de todo el espectro político y noticioso, en medio del debate sobre el papel de las empresas de tecnología cuando se trata de regular el discurso en línea y proteger de supuestos abusos y desinformación, sin caer en eso mismo.